Venezuela recibe 2,5 millones de dosis de vacunas del sistema Covax

Venezuela recibió este sábado un tercer lote de vacunas contra la covid-19 con 2,5 millones de dosis del sistema Covax, que coordina la Organización Mundial de la Salud (OMS), informó el ministro de Salud del país, Carlos Alvarado, y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

“Hoy recibimos el 3° envío de 2.5 millones de vacunas contra la covid-19 a través del mecanismo Covax, para continuar avanzando en la vacunación masiva del pueblo. Gracias a los esfuerzos que realiza el presidente Nicolás Maduro continuamos protegiendo la salud y vida de todas y todos”, indicó Alvarado en su cuenta de Twitter.

Por su parte, Unicef informó, a través de la misma vía, que las vacunas son de la china Sinopharm.

“La Organización Panamericana de la Salud, Unicef, y otros socios acompañan los esfuerzos del Ministerio de Salud en la introducción de la vacuna contra la covid-19, y el fortalecimiento de la cadena de frío para su conservación”, agregó la agencia de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El mecanismo Covax envió el primer lote de vacunas con 693.600 dosis el pasado 7 de septiembre, mientras que el segundo fue enviado el 10 de octubre y se trató de un cargamento que incluía 2.594.000 dosis.

Con lo que el total de vacunas que ha recibido Venezuela por parte de Covax es de 5.787.600, según los cargamentos informados por el Gobierno venezolano.

Venezuela ha acelerado, desde el pasado agosto, el sistema de vacunación, después de varios meses en los que la inmunización avanzaba lenta, debido a las pocas dosis que llegaban al país procedentes de Rusia y China, y el bloqueo prolongado de la adquisición a través de sistema Covax, resuelto definitivamente en septiembre.

Según el presidente Nicolás Maduro, Venezuela ha llegado al 70 % de la población vacunada, sin especificar si el porcentaje hace referencia a inoculados con las dos inyecciones que se requieren para considerar que una persona está inmunizada, o solo con la primera dosis.

El país caribeño acumulaba hasta el viernes, 417.998 casos y 5.010 muertes a causa de la covid-19.

Nuevo motín en cárcel de Ecuador deja 68 presos muertos y 12 heridos

Al menos 68 reclusos murieron en un nuevo baño de sangre en la penitenciaria ecuatoriana de Guayaquil, tomada por bandas del narcotráfico que ya habían protagonizado una de las peores masacres carcelarias de Latinoamérica con más de cien fallecidos.

Por varias horas los internos se trenzaron en una pelea con armas y explosivos, pese al estado de emergencia que rige en el anarquizado sistema carcelario.

Los nuevos choques estallaron la noche del viernes, cuando uno de los grupos invadió un pabellón para dar muerte con “salvajismo” a miembros del bando contrario, describió Pablo Arosemena, gobernador de Guayas, en cuya jurisdicción está Guayaquil (suroeste).

Este sábado la comandante de la Policía ecuatoriana, general Tannya Varela, informó en rueda de prensa sobre el trágico resultado de las disputas que han sumido al país en un caos carcelario sin precedentes.

En un primer reporte habló de “58 privados de la libertad que perdieron sus vidas”, pero luego la fiscalía, en un tuit, elevó a 68 el número de víctimas mortales. También informó sobre 25 heridos.

En una transmisión en vivo desde Facebook, un preso suplica ayuda. “Hay muchos heridos y hay muertos en la parte de abajo, no sabemos cuántos”, dice el hombre antes de alertar que los agresores están traspasando los muros a través de “huecos” abiertos con explosivos.

En la mañana, policías con pasamontañas bajaban un cuerpo por los muros ensangrentados, según observó un fotógrafo de la AFP. En una de sus imágenes se ve el cadáver de un hombre en uniforme naranja en la parte alta del penal.
La revuelta se apoderó de la penitenciaría Guayas 1 del puerto de Guayaquil, donde en septiembre 119 reclusos fallecieron en una cruel carnicería con decapitados y quemados. Desde entonces la violencia no ha parado. Tras los incidentes de septiembre, han sido asesinados otros internos y, con la matanza del viernes, ya son más de 300 los muertos en las cárceles en lo que va del año.

“Son seres humanos”

Solo en febrero ya habían fallecido 79 reclusos en amotinamientos simultáneos en cuatro centros penitenciarios. La intervención de la Policía “permitió salvar vidas”, señaló el gobernador Arosemena. Sin embargo, el gobierno no ha explicado por qué los enfrentamientos se prolongaron por horas sin que la fuerza pública pudiera recuperar el control.

Desde temprano decenas de familiares se agolparon en los exteriores de la cárcel, algunos con pancartas donde se leía “son seres humanos, auxílienlos”, en medio de un despliegue policial y militar apoyado por una tanqueta.

Berta Yago, de 51 años y tía de un recluso que identificó como Roberto Cevallos, clamaba por la liberación de su sobrino: Que “alguien me ayude para poderlo sacar antes que me lo saquen muerto”, pedía a la mujer. Según contó a la AFP, su familiar ya había recibido “un machetazo en la pierna” en otro enfrentamiento.
La penitenciaria de Guayas 1 es una de las más importantes del país, con 8.500 internos y una sobrepoblación de 60% según cifras oficiales. Imágenes divulgadas por redes sociales, cuya autenticidad no ha sido confirmada por las autoridades, muestra a unos reclusos prendiendo fuego a cuerpos ensangrentados.

Hacinamiento y horror

“Lo que se suscitó ayer de manera más violenta de lo normal inicia aproximadamente a las 19:00 (locales, 0:00 GMT del sábado), cuando por una alerta la Policía Nacional genera los protocolos para poder contener la violencia al interior del centro penitenciario”, expresó la general. Bandas rivales vinculadas al narcotráfico libran una cruenta disputa en la prisión Guayas 1.

Las autoridades han identificado al menos a siete grupos, entre ellos los Lobos, los Tiguerones, los Latin King.

La masacre de septiembre llevó al gobierno ecuatoriano a declarar un estado de excepción para el sistema penitenciario por 60 días (hasta finales de noviembre), por lo que soldados apoyan a policías en el mantenimiento del control en las 65 cárceles del país.

Las prisiones ecuatorianas tienen capacidad para 30.000 personas, pero están ocupadas por 39.000, con una superpoblación del 30%.

Vacunar a los hijos en EEUU: entre el orgullo y el escepticismo de los padres

El pinchazo acerca el fin a casi dos años de angustia para muchos padres, pero también hay adultos que se resisten porque no tienen claro si quieren inocular a sus hijos en EE.UU.

Apenas una semana después de que las autoridades reguladoras diesen luz verde al suero infantil de Pfizer / BioNTech, decenas de miles de niños entre 5 y 11 años están siendo ya inmunizados diariamente en el país.

La escuela de Eddie es Bancroft Elementary School, en el barrio de Mount Pleasant de la capital estadounidense, donde la larga fila comienza a formarse a primera hora de la tarde.

Padres, madres, niños y niñas aguardan el momento con nerviosismo visible.

Para los más pequeños, la inyección implica sobre todo el dolor del pinchazo; para los, poder proteger finalmente a los más pequeños y que vuelvan con más tranquilidad a los colegios que estaban cerrados durante el pasado curso escolar por la pandemia.

“Es un día tan emocionante”, señala a Efe Susan Semple, madre de dos niños de 7 y 10 años, mientras la cola avanza lentamente.

“¡Sí, al fin! Llevamos casi dos años esperando a este momento”, réplica de Jennifer Morales, que le sigue en la fila, a la vez que rellena el formulario de registro.

La escuela de Bancroft, ubicada en un barrio tradicionalmente latino, ha preparado la ocasión como si de una fiesta se tratase.

Los empleados reparten globos, chocolatinas, así como tamales y sopa caliente donados por una vecina para hacer frente a la espera de cerca de dos horas hasta que se accede al gimnasio del colegio para la administración del suero.

Olivia, una de las niñas, se resiste al ver el despliegue médico y se agarra entre lloros a su madre.

“¿Ya estoy curada?”, Pregunta tras la inyección, con las lágrimas aún frescas en el rostro mientras saborea uno de los caramelos dispuestos sobre las mesas de los enfermeros durante los diez minutos de espera para descartar efectos adversos.

MAYORÍA ESCÉPTICA: SOLO UN TERCIO DE LOS PADRES BUSCARÁ LA VACUNA

Esta semana más de un millón de menores entre 5 y 11 años han recibido ya la vacuna, según datos oficiales.

En todo EE.UU. hay 28 millones de niños entre esas edades, y la Casa Blanca ya ha informado de que cuenta con dosis para todos ellos.

Pero lo cierto es que muchas vacunas se quedarán sin usar.

Las últimas encuestas muestran una preocupante tendencia en EE.UU .: hay más escepticismo entre los padres a la hora de vacunar a sus hijos que a la hora de vacunarse ellos mismos.

Es el caso de Trevor, un padre de dos niños que está vacunado, pero que afirma que aguardará un tiempo a ver cómo “evolucionan” los sueros infantiles por tratarse de una “nueva tecnología”.

Según el consorcio de salud Kaiser, solo un tercio (27%) de los padres con hijos en estas edades tiene previsto solicitar la inmunización, mientras que un tercio (31%) 30%) restante asegura que definitivamente no vacunará a sus hijos.

Actualmente, el 70% de la población adulta de EE.UU. está inmunizada con la pauta completa.

Otro de los que han expresado abiertamente sus dudas es la estrella de cine Matthew McConaughey, pese a que tanto él como su esposa Camila han recibido el suero.

En una conferencia organizada por el diario New York Times esta semana, el conocido actor dijo que no piensa vacunar “ahora mismo” a sus hijos y agregó que prefiere esperar a que haya “más información” al respecto, lo que ha generado un importante revuelo mediático.

Su inquietud fue contestada rápidamente por una de las máximas autoridades sanitarias de EE.UU., el cirujano general Vivek Murthy, quien aseguró en una entrevista con la cadena CNN que está bien “cuestionárselo”, aunque instó a los padres a consultar con sus ” médicos, con fuentes sanitarias de fiar “y reconocer que” es una oportunidad para proteger “a los niños.

Por último, Murthy subrayó que la vacuna ha pasado todos los controles exigidos y las pruebas clínicas han demostrado que es “efectiva” y “excepcionalmente segura”.

Francisco homenajea a Benedicto XVI en los premios Ratzinger

Ciudad del Vaticano. El papa homenajeó hoy a Benedicto XVI durante la ceremonia de entrega de los premios que llevan el nombre del pontífice emérito, Joseph Ratzinger, al que agradeció "su ejemplo de dedicación apasionada al estudio, la investigación" y que "siempre ha unido plena y armoniosamente su búsqueda cultural con su fe y su servicio a la Iglesia".

“Un teólogo que supo abrir y alimentar su reflexión y su diálogo cultural hacia todas estas direcciones juntos, porque la fe y la Iglesia viven en nuestro tiempo y son amigas de toda búsqueda de la verdad. Hablo de Joseph Ratzinger”, dijo Francisco durante su discurso.

El papa quiso agradecerle su labor. “No olvidemos que Benedicto XVI continuó estudiando y escribiendo hasta el final de su pontificado. Hace unos diez años, mientras cumplía con sus responsabilidades de gobierno, estaba trabajando en completar su trilogía sobre Jesús y así dejarnos un testimonio personal único de su búsqueda constante del rostro del Señor”, dijo.

“Es la investigación más importante de todas, que luego continuó con la oración. Nos sentimos inspirados y alentados, y le aseguramos nuestro apoyo”, añadió, antes de referirse a su pontificado como “un magisterio luminoso y un amor indefectible a la Verdad”.

Francisco entregó hoy los galardones que otorga la fundación vaticana que lleva el nombre de Benedicto XVI a los profesores alemanes Hanna-Barbara Gerl-Falkovitz y Ludger Schwienhorst-Schönberger.

Gerl-Falkovitz es una destacada especialista en los estudios de Edith Stein y Romano Guardini, así como miembro de la Presidencia del Instituto Europeo de Filosofía y Religión de la Escuela Superior de Filosofía y Letras Benedikt XVI de Heiligenkreuz/Viena.

Schwienhorst-Schönberger enseña exégesis del Antiguo Testamento y Lengua Hebrea en la Universidad de Passau y en la Universidad de Viena. Se le considera uno de los principales expertos en los Libros de la Sabiduría y, en particular, en el Cantar de los Cantares.

También fueron invitados al acto los ganadores del 2020, después de que la pandemia obligase a cancelar su encuentro con el pontífice el año pasado: el filósofo y teólogo francés Jean-Luc Marion y le teóloga australiana Tracey Rowland, antigua decana del Instituto Juan Pablo II para el Matrimonio y la Familia en Melbourne y exmiembro de la Comisión Teológica Internacional.