Corrupción en pandemia: baja condena para empresario del clan Ferreira

El empresario Justo Ferreira fue encontrado culpable por contrabando en el caso Insumos Médicos (Imedic) y recibió una leve condena de solo tres años de cárcel. Este fue el más escandaloso caso de corrupción en pandemia durante el Gobierno de Mario Abdo Benítez.

El periodista Aldo Ynsfrán, de Nación Media, informó que el tribunal de sentencia, integrado por Elsa Garcia, Yolanda Morel y Juan Pablo Mendoza, condenó a tres años de cárcel a Justo Ferreira, encontrado culpable por contrabando en el caso Imedic S.A.

Mientras que su hija Patricia Ferreria, el despachante aduanero Carlos Gamarra, Guillermo Molinas y Gustavo Acosta fueron absueltos de culpa y pena. Los delitos absueltos son uso de documentos no auténticos, contrabando y asociación criminal.

Nota relacionada: Caso Imedic: Fiscalía pide 6 años de cárcel para el clan Ferreira

Los fiscales anticorrupción Jorge Arce y Osmar Legal habían pedido una pena de 6 años de cárcel para Justo y Patricia Ferreira, por el ingreso al país de 50 camas hospitalarias de alta gama sin autorización durante la pandemia del Covid-19.

La Fiscalía sostuvo que el 18 de abril de 2020 ingresaron al país no solo las 400 camas solicitadas, sino 450 y el excedente eran camas eléctricas de alta gama, que no estaban previstas en los papeles, pero aún así ingresaron a territorio paraguayo.

LA DENUNCIA

El Congreso de Paraguay promulgó en abril de este año la ley N° 6524/2020 que declaró Estado de Emergencia en todo el territorio ante la pandemia por el Covid-19. Con esta normativa se autorizó la contratación de un préstamo internacional por valor de US$ 1.600 millones para fortalecer el sistema de salud y los programas sociales necesarios para asistir a la población.

A un mes del inicio de la cuarentena y mientras miles de familias paraguayas fueron obligados a permanecer encerradas en sus casas, el Ministerio de Salud procedió a adjudicar los primeros contratos para la compra de insumos de emergencia con el objetivo de combatir el avance del Covid-19 en nuestro país. Se gastaron 13,5 millones de dólares en una sola contratación y se benefició a empresas de dudosos antecedentes.

La investigación del caso arrancó el martes 14 de abril en el programa La Caja Negra. El trabajo consistió en observar y contrastar los datos abiertos publicados en la página de la Dirección Nacional de Contrataciones Publicas. Los primeras pistas del caso revelaban que la millonaria contratación se había hecho vía excepción alegando “urgencia impostergable”, es decir no hubo concurso de precio y el proceso arrancó plagado de irregularidades.

Las empresas beneficiadas por el ministerio de Salud fueron: Insumos Médicos SA (Imedic) cuya representante es Patricia Beatriz Ferreira Pascottini, por un monto total de G. 47.952.500.000 y Eurotec SA, cuyo representante legal según los datos de del portal de Contrataciones Públicas es Marcelo Rubén Ferreira Pascottini, favorecida con un contrato de G. 37.268.000.000. La compra directa vía excepción benefició así a empresas pertenecientes a un mismo clan familiar.

Las empresas del clan Ferreira beneficiadas con los contratos se comprometieron a proveer al Ministerio de Salud 40 mil protectores faciales, 30 mil protectores oculares, 6 millones de máscaras quirúrgicas, 80 mil trajes de protección para riesgos biológicos, 1.700.000 máscaras con filtro de protección, 80.000 trajes de protección para riesgos biológicos y 50 camas manuales para pacientes con Covid-19.

Las empresas beneficiadas con los contratos finalmente no cumplieron con lo pactado, la carga de insumos llegó incompleta y no correspondían a lo pactado en el contrato. El ministerio de salud tuvo que rescindir los contratos y solicitar la devolución del anticipo pagado.

La compra fallida y el intento de negociado tuvo terribles consecuencias para el sistema de salud, dejando desprotegidos por meses al personal de blanco y administrativo de los hospitales, así como a los pacientes que concurrían a ellos.

La investigación demostró la colusión (empresas vinculadas a un mismo clan familiar), el pago irregular de un anticipo de 17 mil millones a favor de ambas firmas, la falta de transparencia en el proceso de contratación y la tentativa de estafa contra el Estado paraguayo.

Exitosos trabajos de dragado en río Paraguay, destacan

En medio de las bajantes históricas que se registran en varias zonas del río Paraguay, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) inició desde el pasado 13 de febrero, las labores de dragado de mantenimiento en pasos estratégicos para la navegabilidad.

Este proyecto se ejecuta bajo el contrato S.G. Ministro N° 535/2022 y la autorización MOPC N° 109/2022, abarca desde el cauce en la zona de Asunción hasta la confluencia con el río Paraná.

Las labores se extenderán hasta el próximo 27 de este mes y se ejecutan en horario nocturno (de 12:00 pm a 6:00 am), a fin de no afectar el paso de las embarcaciones.

Los lugares específicos intervenidos son: el Paso Santa Rosa (Km 1560), Paso Lobato y Paso Paray (Km 1524).

Las obras mencionadas, forman parte del primer lote, de tres que se están llevando a cabo en el país y están a cargo de la firma Ingeniería de Topografía de Caminos S.A. (T&C S.A.).

Cabe recordar que el dragado abarcará tres frentes o lotes.

El primero comprende el río Paraguay desde la confluencia con el río Paraná hasta el km 387, y está a cargo de la empresa Ingeniería de Topografía de Caminos S.A. (T&C S.A.).

El Lote 2 comienza en el km 387 y va hasta el km 704 donde la firma Terminal Occidental S.A. (TOSA) es la protagonista.

El Lote 3, desde el km 704 hasta la confluencia con el río Apa, lo ejecutará la contratista Artes y Estructuras S.A.

En los tres sectores se prevé un estimado de extracción de entre 1.500.000 m³ y 2.000.000 m³ que serán removidos del lecho del río en un periodo de 36 meses a los efectos de mejorar la navegabilidad de la vía fluvial más importante del país.

De acuerdo al informe de la contratista, este dragado no solo mejora la navegabilidad de nuestras vías fluviales, sino que también se realiza cumpliendo con todas las normas de seguridad para el personal y materiales, así como las leyes y resoluciones de la Prefectura General Naval y las normativas ambientales.

Policías dieron vía libre a “Macho” para circular tranquilamente

El presunto narcotraficante Santiago Acosta, alias “Macho”, habría recibido el aval de cuatro policías que hacían controles en ruta, para ingresar el fin de semana a Salto del Guairá, Canindeyú. Los agentes fueron relevados y enviados a Asunción al ser descubiertos.

El Crio. Rafael González, director de Policía de Canindeyú, señaló a la 730 AM que el presunto narcotraficante Santiago Acosta, alias “Macho”, gozaba de mucho poder ante el nulo control policial y el aparente respaldo político. Reveló que incluso activos de su institución habrían dado apoyo al malviviente.

“El domingo me enteré que (Macho) entró a la ciudad de Salto del Guairá por el kilómetro 7, que es el único lugar de acceso, y les tuve que reemplazar a los que estaban en la ruta, les envié a Asunción, porque no hicieron el control correspondiente. Tuve que relevar a cuatro funcionarios y traje otro personal de confianza”, indicó.

El comisario aseguró que, cuando él fue a poner mano dura a la zona, “Macho” perdió su poder. Ante esta situación, especuló que eso habría motivado a sus enemigos a atacar al narco. “Nosotros sitiamos Canindeyú, la zona donde ellos se movilizaban, perdió fuerza y eso motivó que se le enfrente”, acotó.

La Policía reportó ayer el hallazgo de una camioneta Chevrolet Blazer, en la que se presume viajaba Acosta, con más de 300 impactos de bala y manchas de sangre, en una aparente emboscada. Aún no hay confirmación de que Acosta haya estado dentro de la camioneta en el momento del tiroteo, pero que por la cantidad de impactos de bala y la sangre hallada en el interior del vehículo se puede presumir que el o los ocupantes están cuando menos gravemente heridos.

Leé más del tema: Lluvia de balas: intentaron matar a “Macho”, terminó muerto el rival

Operativo en el Chaco: caen 10 extranjeros con armas y una aeronave

Un procedimiento está en curso en Alto Paraguay, donde la Policía ya detuvo a 10 personas, todas extranjeras, presuntamente involucradas en comercialización de drogas.

De nacionalidades brasileña (6) y boliviana (4) son los 10 hombres aprehendidos esta mañana en la localidad de Sierra León, departamento de Alto Paraguay.

Esta es la avioneta incautada.Esta es la avioneta incautada.

Los intervinientes incautaron una aeronave monomotor de la marca Cessna, modelo Centurión II, de color blanco, con matrícula boliviana. También hallaron dos armas largas valuadas en 15.000 dólares cada una y equipos tácticos.

El operativo sigue en curso y está a cargo del departamento especializado Antinarcóticos de Alto Paraguay. La comitiva es encabezada por el fiscal especializado, Andrés Arriola, quien detalló que, el propietario del establecimiento denunció que, desde hace unas semanas viene escuchando ruidos de avioneta dentro de su inmueble.

Estas son las armas incautadas.Estas son las armas incautadas.

“Pudimos detener a todos sin realizar ningún disparo. Los sorprendimos durmiendo”, comentó el fiscal, en una entrevista con el canal Gen-Nación Media. Indicó que, estas personas construyeron una pista clandestina para hacer sus operaciones.