Con nueva "modalidad" de cuarentena, límite de pasajeros parados aumenta a 16 en buses

A partir de hoy, la cantidad límite de pasajeros que pueden ir parados en los ómnibus del transporte público aumenta a 16, esto considerando la más reciente modificación en lo que respecta a la cuarentena. Igualmente, se prevé aumentar la frecuencia de buses.

Pedro Britos, viceministro de Transporte, en entrevista con ABC Cardinal señaló que, pese a los cambios implementados en la cuarentena por COVID-19, igualmente se mantendrán las medidas sanitarias dentro del servicio de transporte público.

En este sentido, confirmó que se seguirá exigiendo el uso obligatorio de tapabocas dentro de los buses, además de continuar con la desinfección de las unidades al término de cada recorrido. Así también, se pide poner a disposición de los pasajeros alcohol para manos.

Con el progresivo aumento en la cantidad de pasajeros ante la liberación de actividades, también se prevé aumentar las frecuencias de los ómnibus, según mencionó. De igual manera, se aumentará la cantidad límite de pasajeros parados a 16 personas.

Britos confirmó que esta modificación rige a partir de hoy, en coincidencia con la nueva modalidad de cuarentena “sin fases” y menos restricciones adoptada por el Ministerio de Salud Pública.

El viceministro de Transporte admitió que en un momento dado “se vieron sobrepasados” al tener una gran cantidad de pasajeros en el transporte público, superando incluso el tope permitido. “Debo reconocer que las denuncias de la ciudadanía fueron fundamentales para que podamos apretar y multar a las empresas que han incumplido”, acotó.

En lo que se refiere al riesgo de contagio en los buses, dijo que al no haber mucha interacción entre los pasajeros prácticamente se reduce el contacto entre los mismos, además de que el ascenso y descenso constante de personas permite reducir el tiempo de proximidad.

Hasta hoy día se seguirá multando a las empresas de transporte público que incumplan con las medidas sanitarias establecidas en el marco de la pandemia, tanto en la cantidad de pasajeros parados como en el uso obligatorio de mascarillas.

 

Son muchos más los pacientes curados que los activos en el país

Si la diferencia entre activos y recuperados fuese uno de los parámetros por los que el Ministerio de Salud asume que la covid-19 se estacionó en el país, a la fecha existe una considerable diferencia entre una y otra franja.

Precisamente, en su cuadro de variables consigna que la cantidad de pacientes activos están en una cifra de 16.050.

Los pacientes que ya se recuperaron totalizan 27.203, habiendo una diferencia entre uno y otro grupo de 11.153.

Estadísticamente, el Ministerio de Salud reporta que se enfermaron en siete meses 44.182 personas, guarismo oficialmente contabilizado por la cartera estatal, pese a las probabilidades de un subregistro.

La covid-19 en el país se volvió totalmente comunitaria. Fallecieron 929 personas y el porcentaje de contagio ascendió al 15% en toda la geografía nacional, nivel que se desprende de las 288.502 pruebas realizadas desde el mes de marzo.

Hay tres franjas etarias que son las más comprometidas con la pandemia en el país. La primera está entre los 25 a 29 años. Estos representan al 15% de los enfermos.

Se computan 6.763 personas en la estadística de esta franja, mientras que otro 15% está entre los 30 a 34 años, con un total de 6.563. Ello denota que la covid-19 ha sido hasta ahora de alto impacto en personas mayoritariamente jóvenes.

En contrapartida, los fallecidos son en su mayoría personas de tercera edad, quienes han perdido la vida con la covid-19 como un plus que se ha asociado a enfermedades de base que complicaron su sistema de defensa inmunitaria.

 

ANDE programa nuevos cortes para mantenimiento de redes

Para este martes 6 de octubre, la Administración Nacional de Electricidad hará cortes de energía en varias zonas del país, sobre todo en el área de Central.

Las localidades que sufrirán cortes momentáneos son Capiatá, Ñemby, Lambaré y Luque.

Los trabajos de reparación, reposición y mantenimiento empezarán desde las 08:00 horas y se extenderán hasta 17:00.

Operarios de la estatal se encargarán del montaje de puestos de distribución, cambio de conductores y optimización de líneas de baja tensión.

 

Secuelas del confinamiento: aumentan casos de niños con ataques de pánico durante la pandemia

En coincidencia con la pandemia de COVID-19, se registró un llamativo aumento de los casos de ataques de pánico en niños, lo cual podría estar directamente vinculado al prolongado confinamiento que deja sus secuelas en este sector de la población.

El doctor Pio Alfieri, director del Hospital Pediátrico Niños de Acosta Ñu, manifestó a la 730 AM señaló que, desde el inicio de la pandemia, han alcanzado poco más de 60 pacientes con COVID-19 internados en dicho nosocomio.

Algunos de los niños que llegan allí para internarse presentan síntomas como diarrea, otros cuantos vómito o fiebre, por lo que no existe un signo predominante de la enfermedad. Esto hace que sea difícil identificar si el paciente posee o no COVID-19, señaló.

Sobre este punto, recordó que más del 80% de los niños y adolescentes menores de 19 años son asintomáticos, por lo que generalmente se dificulta saber si es que son o no contagiados ante la falta de síntomas.

Un dato que mencionó durante la entrevista radial es que, en coincidencia con el inicio de la pandemia de COVID-19, se ha visto un llamativo aumento de casos de niños que presentan las llamadas “crisis o ataques de pánico”, episodios caracterizados por reacciones físicas intensas cuando la persona se siente miedo o ansiedad de forma súbita.

Cuando alguien sufre de un ataque de pánico, generalmente presenta síntomas físicos muy intensos como taquicardia, dificultad para respirar, hiperventilación pulmonar, temblores o mareos, dolor en el pecho o de cabeza, sensación de desvanecimiento, entre otros.

“En mis 30 años de pediatra ví casos contados con las manos pero ahora se ven como 3 por semana, o sea que el confinamiento está teniendo un impacto notable”, expresó Alfieri.

Sobre este punto, indicó que mucho repercute el hecho de que todo el tiempo se esté hablando del coronavirus y de sus consecuencias dentro de la casa, inclusive frente a los niños, pudiendo ello repercutir de manera negativa y generar situaciones de este tipo.

El director del Hospital Acosta Ñu destacó que, gracias a las medidas sanitarias impuestas para prevenir el contagio del COVID-19, se pudo evitar un colapso del sistema y se redujo en gran medida la cantidad de atenciones de urgencia por otro tipo de cuadros como bronquiolitis o influenza, comunes en esta época del año.