Llega Semana Santa y suben precios de 20 productos de la canasta básica

La Secretaría de Defensa del Consumidor y el Usuario (Sedeco) informó que de los 35 productos de la Canasta Básica, 20 están más caros en los supermercados del área metropolitana.

Juan Marcelo Estigarribia, titular de Sedeco, reconoció en charla con la radio 650 AM que muchos comercios suben los precios ante la llegada de fechas especiales como Semana Santa, Año Nuevo, días feriados, entre otros.

Esta no es la excepción, ya que de acuerdo a las tomas realizadas en los supermercados en el área metropolitana, 20 de los 35 productos de la Canasta Básica sufrieron un importante incremento, mientras que solo 14 productos registraron una disminución y uno se mantuvo.

Entre las subas figuran: Cebolla Kg. (17,63%), Tomate Sta. Cruz Kg. (10,29%), Poroto Rojo Kg. (10,20%), Aceite de Soja 900 cc. (9,60%), Pan Felipe Kg. (8,71%), etc. Entre las bajas están: Pollo Entero Kg. (-14,45%), Mandioca Kg. (-13,31%), Yerba Mate Kg.(-10,18%), Costilla de Primera Kg. (-9,43%), Jabón en Polvo 400 gr. (-8,22%), entre otros. Mientras que un producto que no varió de precio es la Banana Karape.

La muestra que realiza Sedeco, según explicó Estigarribia, es aleatoria y busca asegurar la libertad de decidir del consumidor, incrementar el nivel de información disponible y promover la transparencia del mercado, de manera a crear consciencia en los consumidores para que sean selectivos y exigentes a la hora de elegir.

 

Comedores de Remanso en crisis: “Nosotros tenemos antes ya el pescado”

Los propietarios de comedores de Remanso expresaron su preocupación por la mortandad de peces y lamentaron que sus clientes los hayan abandonado. Aseguran que sus productos están en buen estado y que los obtuvieron antes del desastre ambiental.

Vacíos están en los últimos días los comedores de Remanso, a consecuencia del temor que genera la mortandad de peces del río Paraguay y la confirmación de los ministerios del Ambiente y Salud, de que estas especies no son aptas para el consumo.

Vidal Benítez, propietario de uno de los locales, reconoció que la venta viene en picada esta semana, pues además de las incesantes lluvias, la gente tiene miedo de cualquier pescado.

“Tenemos almacenados y congelados los pescados para usar, traemos del sur, de Pilar, no va a hacer efecto en los clientes”, comentó Benítez a la 970 AM.

Por su parte, doña Atanacia Galeano también lamentó el gran perjuicio que representa esta mortandad pues la gente dejó de ir al comedor.

“Nosotros tenemos antes ya el pescado, no es de acá de esos que dicen que sale todo, esa clase no tenemos acá”, insistió la comerciante, consternada por la estrepitosa caída de las ventas, precisamente ahora que se acerca la Semana Santa y esperaban aumentas los ingresos.

Solicitó que las autoridades den una explicación oficial de lo que ocurre para que los consumidores se sientan tranquilos y seguros.

Por un lado, el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible considera que se trata de un fenómeno natural y cíclico que hace que los peces mueran por falta de oxígeno. Sin embargo, las autoridades del Brasil hablan de un accidente ambiental por un derrame de pesticidas y tóxicos.

 

La gente saca en bolsas los peces muertos, pero Salud recomienda no consumirlos

El Ministerio de Salud recomendó evitar el consumo de peces que aparecen muertos en las orillas del río Paraguay. En Mariano Roque Alonso, ciudad conocida por sus pescaderías, las personas fueron a sacar los pescados en bolsas, se desconoce si para consumo propio o para poner a la venta.

En atención a los casos de mortandad de peces registrados en las riberas del Río Paraguay, riachos y arroyos, el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social recomienda a la ciudadanía evitar el consumo de los que aparecen muertos o moribundos en las márgenes del río, arroyos y riachos.

La cartera sanitaria esgrimió que la situación del aumento del nivel río inundó varios terrenos y ocasionó el consumo de oxígeno disponible en el agua. Argumentó que este fenómeno podría afectar a los peces, volviéndolos vulnerables a afecciones de diversa índole e inclusive ocasionar la muerte por el déficit de oxígeno.

Entre las medidas adoptadas para dilucidar lo que ocurre, la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) está tomando muestras aleatorias en varias zonas del cauce hídrico y se espera contar con los resultados la próxima semana. En tanto que el sistema de Vigilancia de la Salud está atento a cualquier informe sobre intoxicación por alimento.

Además, desde el Ministerio del Ambiente, conjuntamente con el Centro Multidisciplinario de Investigaciones Tecnológicas (CEMIT) y la Asociación Paraguaya de Recursos Hídricos (APRH), se encuentran recolectando muestras de aguas en los puntos de Villeta, Puerto Botánico, seguidamente en Concepción y Puerto Antequera, que serán analizadas.

SACABAN PESCADOS MUERTOS

La intendenta de Mariano Roque Alonso, Carolina Aranda, expresó su preocupación por la alta mortandad de los peces y la práctica que se realiza en la zona, por parte de personas que fueron hasta el sitio para sacar los peces muertos en bolsas. La misma dijo desconocer si fue con fines de consumo o para vender.

En charla con la 730 AM, la jefa comunal indicó que esta situación ocasiona la baja de las ventas porque los compradores temen que los pescados ofrecidos hayan sido sacados ya muertos del agua y estén contaminados.

SE DESCONOCE CAUSA

Mientras expertos paraguayos de Seam y del MAG dicen que la alta mortandad de peces en el río Paraguay es por "exceso de agua", por las inundaciones (¿mueren ahogados?) en Brasil parecen utilizar un argumento más lógico: derrame tóxico a la altura del Alto Paraguay.

 

Piquete en la Avda. Costanera: caótico ingreso a la capital

Los ciudadanos que ocupan la zona ribereña de la capital del país bloquean la Avenida Costanera, para solicitar asistencia de las autoridades ante la nueva crecida del río Paraguay.

Una veintena de personas de la Chacarita de Asunción y sus alrededores procedieron a cerrar, en plena hora pico, la importante vía de acceso al microcentro capitalino. Los manifestantes exigen que el Gobierno Nacional los asista ante la nueva crecida del río Paraguay.

Esta situación, según informó la periodista Cristina Martínez, genera mucho malestar de los automovilistas que están varados en la Costanera, donde se registra una larga fila de rodados que no pueden siquiera retomar para buscar otras calles.

El personal de la Policía Municipal de Tránsito y los agentes de la Policía Nacional están cubriendo la medida de fuerza de los damnificados.

Tan solo en Asunción suman 2.000 las familias afectadas por el avance de las aguas. Ayer, el nivel del río Paraguay llegó a 5,87 metros de altura.