Un día de Salud llegará a las escuelas públicas

Los estudiantes y docentes podrán recibir asistencia médica , prevención y promoción de la salud a través de un programa implementado entre el IPS, MSP y el MEC. El plan piloto será en Asunción y desde el próximo año se extenderá a localidades del interior del país.

Los estudiantes y docentes recibirán asistencia médica en las aulas a través del proyecto Día de Salud en la Escuela que será implementado en forma conjunta entre el IPS, MSP y el MEC con todo lo necesario para la atención, prevención y promoción de la salud. El plan piloto se inicia en Asunción y luego se extenderá a localidades más lejanas a partir del próximo año.

“Queremos que los docentes tengan atención, que los niños lleven a sus casas lo que aprenden, para que lleguemos a través de ellos a sus padres con salud preventiva, que los niños comprendan la necesidad de higienizarse, la necesidad de tener una dentadura buena, de alimentarse bien, porque creemos firmemente que la educación y el desarrollo empiezan con la buena nutrición, el cuidado y la atención en su primera infancia”, aseguró Armando Rodríguez, presidente del IPS.

La previsional lleva atención a través del PREVIBUS Escolar como un programa regular que tiene el IPS, con lo que llega a asistir a empleados de empresas en su mismo lugar de trabajo y fue este programa el que fue puesto a consideración del ministerio.

En el año 2017 el PREVIBUS atendió a cerca de 10.800 personas en su mismo lugar de trabajo, sin que los trabajadores pierdan horas de trabajo y es esta misma idea la que se trasladará hasta las escuelas.

La intención es además extender el programa de salud y brindar atención médica más especializada a través de nuestro sistema de telemedicina a través del Ministerio de Salud.

El acto de lanzamiento se realizó en la escuela Adrián Jara de Luque con presencia del presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

 

Fiscalía y Hacienda esperan llegar a un acuerdo sobre el presupuesto

El ministro de Hacienda, Benigno López, señaló hoy que seguirán en conversaciones con la Fiscalía para presentar la próxima semana una respuesta a su pedido de aumento presupuestario de 3 millones de dólares (unos 18.000 millones de guaraníes).


Fuente: EFE

López se reunió hoy en el Palacio de Gobierno con la fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez, con el vicepresidente, Hugo Velázquez, y con distintos miembros del Congreso para "plantear un escenario de posibles puntos de acuerdo", como dijo tras el encuentro.

"El diálogo es un camino para encontrar soluciones. En ese sentido, acordamos seguir conversando y explicamos la cuestión fiscal. No es una cuestión de deseo ni de falta de voluntad del Poder Ejecutivo responder a las necesidades que plantea la Fiscalía", agregó el titular de la cartera económica.

Aunque no adelantó ninguna de las "ideas fuertes" que se trataron, López mostró particular interés en "las unidades que se pretenden crear", como la de lucha contra el lavado de dinero y financición del terrorismo.

Esos dos aspectos son ahora de especial importancia para Paraguay, ya que el país se someterá el próximo año a la evaluación del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y espera pasar con éxito la prueba.

López agradeció a los miembros del Ministerio Público su predisposición al diálogo, aunque les expresó que desde Hacienda prefieren que abandonen la huelga que comenzaron esta semana.

El ministro de Hacienda insistió en respetar la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF), que establece que el déficit fiscal anual de la Administración Central no superará el 1,5 % del PIB estimado para ese año fiscal.

"He solicitado a todos que se maneje el Presupuesto dentro de la LRF, nosotros no la vamos a violar", aseguró.

Hacienda presentó este año un proyecto del Presupuesto General de la Nación para 2019 (PGN 2019), que se acerca a los 14.000 millones de dólares (80,2 billones de guaraníes) y que mantiene la austeridad de años anteriores.

El Ministerio Público cuenta con asignación cercana a 102 millones de dólares (más de 608.000 millones de guaraníes).

 

Clínicas levanta huelga por 10 días a espera de cumplimiento de acuerdo

Luego de la tripartita entre sindicatos, autoridades de la Facultad de Medicina UNA y el Ministerio del Trabajo se levantó al huelga iniciada el lunes pasado. La dirigencia asegura que el paro es momentáneo y que retomarán la medida si no reciben la respuesta acordada.

Tras cinco días de huelga en el Hospital de Clínicas, los funcionarios movilizados levantaron la medida de fuerza y todos los servicios que se vieron afectados están siendo regularizados a partir de este horario.

“Por 10 días levantamos la medida que iniciamos y lo hacemos en forma momentánea, mostrando apertura para la resolución de los problemas que afectan tanto al Hospital de Clínicas por la falta de presupuesto y a los funcionarios que se mantienen en la precariedad desde hace mucho tiempo”, afirmó Derlis Torres, dirigente sindical.

Entre los acuerdos se encuentra el dar cumplimiento al Contrato Colectivo de Trabajo a partir del 2019 con lo que se podrá concretar la desprecarización del personal y que 475 pasen de ser contratados a la planilla permanente de la institución.

El próximo miércoles debe tratarse el pedido de ampliación presupuestaria para el hospital escuela de unos G. 28.000 millones para cubrir las necesidades tanto en la provisión de insumos, medicamentos y el pago de los haberes para el personal que debe ser recategorizado.

“Si en 10 días vemos que no hay voluntad para cumplir con lo tratado en la tripartita retomamos la huelga en diez días más”, adelantó Torres.

A partir de ahora, todos los servicios normalizarán la atención en cada área del hospital de San Lorenzo.

 

Los votos de la emergencia: a los inundados con promesas políticas se los ubica en cualquier parte

Miles de familias vuelven a salir de la zona ribereña. Cada inundación deja en evidencia que la población de la ribera crece debido a la masiva migración del campo a la ciudad y el oportunismo de caudillos políticos que realizan lucro electoral con la desesperación de un lugar donde vivir. Uno de estos casos se vive con nativos en la zona de Jukyty.

Son 35 familias de la etnia Mbya Guaraní las que migraron desde distintos puntos del país hasta la capital en busca de oportunidades para dar a los suyos un mejor bienestar. Al ser despojados de sus tierras originales, buscaron ubicarse en algún lugar de Asunción y políticos de distintos partidos les ofrecieron asentarse en el Bañado Sur.

La actual inundación, a raíz de la crecida del río Paraguay que ya bordea los seis metros de altura, hizo que las 150 personas que componen la tribu se desplacen hacia alguna zona seca, hasta que las aguas bajen.

La Municipalidad de Asunción, que dispone una cantidad insuficiente de refugios, decidió ubicarlos en la calle Cerro Guy casi Jukyty, entre los barrios Santa Librada y Jukyty, bajo el cerro Lambaré.

Básicamente, lo que hicieron con las familias es tirarlas como animales en un terreno baldío y fangoso. El barro que se forma se debe a que el terreno está ubicado al costado de una naciente y el agua en formato raudal que llega desde la avenida Perón termina convirtiendo al baldío en una palangana. Sacaron a personas de la inundación para llevarlas a un raudal.

La presidenta de la Comisión Cerro Guy Sonia Florentín, antigua pobladora de la zona, mencionó que el problema no se organizó en forma y que a los nativos los tiraron en un lugar donde hay nacientes. Para buscarles una solución, recorrió en compañía del cacique del grupo algunos lugares potables para ir a vivir en forma provisoria pero ninguno es lo suficientemente grande, en las cercanías, para albergar a 35 familias.

“Hay muchos chicos y el lugar es pequeño, insalubre e incluso hay una naciente. Es inhumano como están”, expresó.

Con una crítica de igual tono respondió el vicepresidente de la Comisión Walberto González a la consulta del diario HOY Digital. Dijo que están cansados de transgresiones y que, como poblador antiguo, se percataron de que la cantidad de gente en el bañado aumentó de forma notable. “Hay mucho más de lo que había. Se les trae para votos. Prácticamente nos dejan presos en nuestras propias casas”, mencionó.

Nuestro equipo periodístico fue hasta el lugar a constatar las manifestaciones de los vecinos y se encontró con la realidad. La pena es mayor cuando se ve a criaturas que están sentadas encima de terciadas para no tener contacto con la arena húmeda.

Osvaldo Benjamín Flores, uno de los voceros del grupo, mencionó que la preocupación de ellos son los chicos. “Nos trajeron a un lugar bueno es adecuado. Hay gente que tiene sus animales. Salimos de allá por el agua y acá llueve y es lo mismo. Es muy peligroso porque viene muy fuerte el raudal”, dijo.

Su duda radica en los G. 22.000 millones que la Municipalidad está gastando en la emergencia y en los G. 9.000 millones que se aprobaron como ampliación para socorrer a los afectados. “¿Dónde está esa plata? tenemos entendido que es para que nos busquen un lugar adecuado. Mi gente no quiere estar acá”, manifestó.

Los días pasan y la cantidad de familias aumenta. Las previsiones del mes de noviembre incluyen días de mucho calor y períodos de lluvias fuertes que amenazan con aumentar el nivel del río Paraguay. Conforme se van sucediendo los hechos, las familias que salen desde el “bajo” suman, dejando en evidencia que la falta de humanidad de la clase política sigue con la vieja práctica del lucro electoral.