Un ícono de la medicina y atención en salud cumple 124 años

En toda su trayectoria fue conocido como hospital de caridad, hospital escuela y el hospital de los pobres características que siguen vigentes 124 años después de su fundación. El centro asistencial creció en infraestructura, en especialidades médicas y tres años atrás marcó un hito en la medicina local realizando el primer trasplante hepático en el país.

Se cumplen 124 años de fundación del Hospital de Clínicas de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA, institución considerada Patrimonio Cultural de la Salud del Paraguay y remonta sus orígenes al año 1877 con la constitución de una comisión directiva que tendría a su cargo la organización y sostenimiento de un hospital de caridad. Identificada con los problemas sociales, fue cuna de referentes que marcaron historia por sus luchas contra la dictadura de aquel entonces.

A los119 años de vida institucional, sus dependencias fueron trasladadas de Sajonia en el año 2013 a su sede actual, en la ciudad de San Lorenzo; punto estratégico para los numerosos usuarios que llegan de todos los puntos del país; resguardando a las originarias como Museo de la Medicina Paraguaya, y la parte considerada no Histórica, alberga aun consultorios de Medicina Familiar; además de ubicar al Centro del Quemado y al primer Banco de Tejidos y Huesos del país. Entre sus proyecciones se encuentra la habilitación de un Centro de Tratamientos para enfermedades Agudas.

Las salas del viejo Hospital de Clínicas se han convertido en una recreación llenas de historias sobre la medicina paraguaya, un museo donde las nuevas generaciones encontrarán la​las memorias de 124 años atrás, para la que se han rescatado entre documentos e instrumentos, pero por sobre todo la edificación, que es un patrimonio cultural y arquitectónico innegable.

“Seguimos innovando trayendo los pacientes todos aquellos procedimientos que revolucionan la medicina que día a día cambia y es un desafío estar a la altura y a la par de los avances a fin de ofrecer lo mejor sino también formar en las áreas a excelentes profesionales. Clínicas tiene una historia de lucha constante, asistencia, docencia, formación de profesionales, y la atención a los usuarios de menos recursos”, afirmó el doctor Jorge Giubi, director del centro asistencial en contacto con la 970 AM.

Giubi destacó como uno de los avances como hospital escuela la actualización de la malla curricular después de 60 años para la formación de profesionales, lo que creará profundos cambios en las generaciones futuras, es un paso adelante.

“El presupuesto siempre es limitado, hemos hecho mucho esfuerzo con el uso oportuno y correcto de los recursos y contamos con los insumos con los que estamos comprometidos, es un hospital universitario, no nos regimos por la gratuidad, tenemos aranceles y se cuestiona el sistema con el acceso a medicamentos que los pacientes necesitan”, señaló.

El Hospital de Clínicas es hoy uno de los centros asistenciales más grandes del Paraguay, de referencia a nivel regional, por sus servicios en cuanto a la diversidad de especialidades y la oportunidad que ofrece impartiendo tratamientos complejos, como lo son los trasplantes de órganos y tejidos. A través de ella la FCMUNA gradúa más de 100 médicos al año, además de otros profesionales como kinesiólogos y fisioterapeutas, instrumentadores quirúrgicos y podólogos.

Clínicas marcó hitos médicos en sus más de 100 años de gestión, fue el primer centro asistencial en realizar un implante coclear en el 2013 y desde entonces concretaron 14 implantes más, además de 26 trasplantes de córneas; exitosos trasplantes renales, que se contabiliza 97 pacientes adultos beneficiados y 4 pacientes pediátricos desde la activación del programa en noviembre del 2014.

En el año 2015 realizó el primer trasplante hepático del país, a las que siguieron 10 pacientes más. Esta primera cirugía marcó de sobre manera el nivel de la institución, convirtiéndose en un referente de la medicina paraguaya. Dentro de toda la complejidad que ofrece el hospital, también superó y sigue enfrentando adversidades como recortes presupuestarios que no fueron impedimento para continuar habilitando servicios de alta complejidad a nivel de estándares internacionales dando funcionalidad al primer Banco de Tejidos del país del que se obtuvo por primera vez material propio para la realización de cirugía de injerto óseo.

También brinda tratamientos complejos como los trasplantes de médula ósea y de corazón; estudios y análisis de altos valores que de tener que realizar en otros centros, imposibilitarían culminar el proceso de recuperación teniendo en cuenta el factor económico de la mayoría de los usuarios. Los datos muestran 7 trasplantes de médula ósea adultos, 4 trasplantes de médula ósea en niños, 1 trasplante de corazón, 11 trasplantes de hígado y 5 implantes de huesos y tejidos.

La medicina preventiva y curativa, también forma parte de los servicios ofrecidos por Clínicas a través de programas integrales y novedosos en la formación de estudiantes de Medicina.

El Departamento de Estadista registró en el año 2017 en consultas ambulatorias 444.473, internación 25.886, Urgencias Adultos 74.126 y pediátricos 22.014 atenciones; además de 14.850 intervenciones quirúrgicas.

 

Expulsan a líder del PCC que se escondía en Asunción y cesan a dos jefes policiales

El poderoso criminal brasileño Eduardo Aparecido de Almeida, uno de los líderes del Primer Comando Capital (PCC), fue expulsado de nuestro país. Ahora las autoridades paraguayas se abocan a investigar la presencia de un policía paraguayo en la vivienda donde fue detenido el extranjero. El uniformado ya se encuentra detenido y sus jefes de la comisaría 4ta. Metropolitana están apartados de sus cargos mientras dure el sumario.

El ministro de la Secretaría Nacional Antidrogas, Hugo Vera, confirmó a la radio 650 AM que el líder de la célula “Raio X” del PCC, Eduardo Aparecido de Almeida, alias “Pisca”, fue expulsado en horas de la noche del miércoles. También fue remitido a su país el ciudadano brasileño Ricardo Moraes Alves, quien fue aprehendido durante el operativo realizado ayer miércoles en horas de la tarde en barrio Herrera de Asunción.

“Esto fue rápido, fue un pedido del Brasil. Hace dos días que recibimos las informaciones de las autoridades brasileñas, quienes nos dieron las coordenadas y confirmamos. Poco tiempo estuvo en el país. Si no se recibía ese dato, seguramente iba a costar más (saber que el criminal estaba residiendo aquí)”, indicó.

La autoridad detalló que, según la información proporcionada por sus pares del Brasil, el narco había ascendido en la estructura criminal y pasó a ser el jefe de las bandas que operan en Bolivia y Paraguay. “Él coordinaba todas las actividades de tráfico de armas, drogas, lavado de dinero y atracos”, contó.

La vivienda donde fue capturado pertenece al exjugador de Cerro Porteño Roberto Nani, pero estaba alquilada por 15 millones de guaraníes (mensual) mediante una inmobiliaria. En la casa no fueron halladas armas, pero sí una considerable cantidad de dinero en efectivo, celulares y chips de todas las líneas telefónicas, de acuerdo con el entrevistado.

“Hay una exportación de criminales brasileños hacia el Paraguay. La génesis del problema es allá, nosotros somos solo receptores”, añadió en otro momento.

Otro dato no menor que arrojó el procedimiento donde cayó el “pez gordo” fue la presencia del Oficial 2º de la Policía Nacional, Carlos Alfredo Mendoza (27), quien también fue detenido. Sobre la cobertura que realizaba el uniformado de la Comisaría 4ta. Metropolitana, el ministro de la Senad dijo que facilitaba sus documentos al brasileño, le hacía sus mandados y también le brindaba cobertura de seguridad. “Para nosotros es un poco incómodo informar, pero no podemos dejar de hacerlo. Los jefes policiales van a tener que hacer las medidas administrativas necesarias para dilucidar la situación”, puntualizó.

Sobre el mismo punto, la comisario Elisa Ledesma, jefa de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, comentó a la radio 970 AM que Mendoza está guardando reclusión, mientras que internamente la Comandancia de la Policía ya inició un sumario en su contra.

El comandante Luis Rojas además dispuso que el comisario Hugo Adaberto Ayala y subcomisario Hugo Marín, jefe y subjefe de la Comisaría 4ta, respectivamente, fueran cesados de sus cargos y queden a disposición de la investigación de Asuntos Internos. “Ellos quedan cesantes de los cargos. No se abre sumario contra los mismos y tampoco se los destituye”, aclaró.

Los reemplazantes son el comisario Andrés Vicente Ferreira, como jefe, y el subcomisario Javier Rojas, como subjefe.

El comandante enfatizó que “no se tolerará ningún acto de esta naturaleza y se aplicarán implacablemente las normas vigentes con todo el peso de la ley”, de acuerdo a su comunicado dado a conocer en la fecha.

 
Etiquetas:
pcc
 

Investigan a madre e hijo por crimen de un hombre

Un hombre fue asesinado ayer en Quiindy, supuestamente luego de agredir a su exnovia. Tanto la mujer como su hijo son investigados, pues según los vecinos, el homicidio lo perpetraron entre los dos.

José René Báez (27) y su madre María Duarte se abstuvieron de prestar declaración indagatoria ante la fiscal Gladys Paredes, quien los investiga por el asesinato de Óscar Ramírez (31), ocurrido en la noche del miércoles en el barrio Virgen del Rosario de Quiindy, Paraguarí.

“Solo los vecinos vinieron a hablar y explicaron las circunstancias de lo que pudieron, ellos dicen que es un homicidio doloso”, comentó la fiscal Paredes en conversación con la 970 AM.

Sin embargo, lo único que dijeron los acusados al momento de ser detenidos por la Policía, fue que René Báez se acercó al domicilio de María Duarte para agredirle y que no era la primera vez que lo hacía.

La fiscal aclaró que ahora se enfoca en recabar la mayor cantidad de datos para determinar quién de los dos tuvo participación o responsabilidad en el crimen, a fin de avanzar en la investigación, sin embargo, vecinos afirman que madre e hijo se unieron para perpetrar el hecho.

María Duarte y Óscar Ramírez mantuvieron una relación tiempo atrás, y según la mujer, esta no era la primera ve que Ramírez se acercaba a su domicilio a amedrentarla y maltratarla.

 

Militar sufre graves lesiones en partes íntimas y 6 policías (su ex entre ellos) van a prisión

Seis policías (cinco hombres y una mujer) guardan prisión preventiva en la Agrupación Especializada, tras haber sido denunciados por torturar a un militar durante un operativo para aprehenderlo, a raíz de una denuncia por violencia de género que presentó su expareja, quien justamente forma parte del grupo de uniformados que ahora están detenidos.

El comisario José Sosa, jefe de la Agrupación Especializado, confirmó a la 650 AM que cinco agentes hombres están detenidos en dicha dependencia policial. Se trata del oficial José María Giménez Ruiz y de los suboficiales Cevero López Alvarenga, Juan Benjamín Páez Roa, Luis Fernando Acosta Martínez y Eduvigis Estigarribia Mieres, todos de la Comisaría Séptima.

A los citados se suma la suboficial ayudante Blanca Noemí Ferreira, expareja del vicesargento primero militar Carlos Ariel Sánchez, quien presentó una denuncia contra ella y los otros cinco por el hecho punible de lesión corporal en el ejercicio de funciones públicas.

De acuerdo a los antecedentes, el militar inicialmente fue denunciado por su entonces pareja por violencia de género, tras lo cual se emanó una orden de detención en su contra. Al no poder darse con el paradero del uniformado, la mujer aparentemente tendió una trampa al mismo y lo citó a un lugar, donde los demás agentes lo garrotearon, según la denuncia, llegando a fracturarle el miembro reproductor y romperle el testículo.

Desde el 20 de abril, el militar está internado y debe orinar a través de sonda.

En cambio, la mujer aseguró que ella fue víctima de violencia en septiembre del año pasado y que posee testigos del incidente, ya que fue a trabajar con moretones en el rostro. A esto se suman sus diagnósticos médicos. “Yo que soy víctima de violencia soy la imputada”, lamentó quien es sindicada como coautora de la tortura contra su exnovio.

Otro de los detenidos, el oficial Giménez Ruiz, comentó al medio NPY que acudieron al lugar al recibir la información de su compañera de trabajo, quien estaba en un automóvil con el sujeto que fue denunciado por la misma y que contaba con orden de captura.

El uniformado desmintió categóricamente que hayan actuado con mala intención durante el procedimiento. “Intentamos dialogar con él para que se tranquilice, teníamos la orden de captura y él sabía eso, igual puso resistencia y se negó a poner la cadena. Nos empezamos a forcejear y le reducimos. Nos percatamos que tenía gotas de sangre en la parte de la rodilla y lo llevamos al hospital”, contó.