Dragonfly: el proyecto "censurado" de Google para regresar a China

Google se encuentra desarrollando un motor de búsqueda especial para penetrar en China, proyecto que -de acuerdo a las filtraciones- ha sido bautizado como “Dragonfly”. Con esto, la compañía debería censurar un importante contenido para tener el “visto bueno” en el país comunista.

El pasado mes de agosto, el portal estadounidense The Intercept había revelado en una serie de publicaciones que Google estaba trabajando en un servicio de búsquedas en mandarín.

El proyecto fue nombrado de manera interna como “Dragonfly” y, de acuerdo a los datos recogidos, tendría como principal propósito ingresar al mercado chino luego de varios años de ausencia.

Durante una conferencia de Wired25 celebrada en San Francisco hace unas semanas, Sundar Pichai, director ejecutivo de Google, confirmó la existencia de este plan y sostuvo que la empresa “quería ver cómo sería” si el buscador estuviera presente en China.

Ya a fines de septiembre la compañía llegó a confirmar de manera pública la existencia del controvertido proyecto durante una audiencia de comisiones del Senado norteamericano, siendo objeto de cuestionamientos por parte de políticos, organizaciones de derechos humanos e incluso empleados de la propia empresa, según menciona la BBC.

Uno de los principales cuestionamientos a este plan tiene que ver con la censura a la que deberá someterse Google para poder ingresar de lleno al mercado chino, sobre todo teniendo en cuenta las múltiples restricciones que existen en cuanto a libertad de expresión.

“Es muy pronto. No sabemos si podríamos o haríamos esto en China, pero creímos importante explorar (esa opción)”, aseguró Pichai en una oportunidad al referirse sobre este asunto.

Cabe recordar que la compañía tuvo presencia en China entre 2006 y 2010 hasta que decidió cerrar sus operaciones a raíz de la fuerte censura y las denuncias de hackeo a sus servidores. El buscador utilizado era una “versión censurada” y no la misma que se encuentra disponible en la mayoría de los países del mundo.

Según los artículos The Intercept citados por BBC Mundo, el prototipo en el que ahora trabajan ha sido ideado para dispositivos Android -que lidera la cuota de mercado en China- y censuraría todo contenido considerado “sensible” por el Partido Comunista.

En la lista negra del Google chino figurarían términos como “derechos humanos”, “protesta estudiantil” o “premio Nobel” en mandarín, así como páginas como BBC o Wikipedia.

Las páginas bloqueadas por el gobierno no aparecerían en la primera página de resultados y, en su lugar, el buscador mostraría a los usuarios el siguiente mensaje: “Es posible que algunos resultados hayan sido eliminados debido a requisitos legales”.

 

Metrobús, un dolor de cabeza

Sin dudas, el Metrobús es un dolor de cabeza tanto para las autoridades como para los ciudadanos, al no avanzar las obras en la ruta Mariscal Estigarribia. El Gobierno Nacional asegura que la empresa Mota-Engil abandonó la zona de obras pero la firma constructora niega. La incertidumbre quedó instalada sobre cómo terminará el caso.

El ministro de Obras Públicas, Arnoldo Wiens, informó el sábado con lágrimas en los ojos que la empresa Mota-Engil abandonó la zona de las obras y este lunes indicó que de igual manera seguirán conversando con la misma para llegar a buen puerto.

En conferencia de prensa, la autoridad informó que establecieron instalar tres equipos de trabajos para tratar de solucionar el inconvenientes: un equipo técnico que liderará el MOPC para habilitar el tramo tres, otro de contingencia social para trabajar con los afectados y el tercero será uno jurídico para estudiar los antecedentes, de modo a ver si fue deficiente el proyecto y si hubo daño patrimonial al Estado.

“Hay una firme voluntad para resolver este gran problema por la no culminación de los trabajos del Metrobús. Es un tema prioritario para el presidente”, sostuvo.

Indicó que durante la jornada mantendrán un encuentro con el presidente latinoamericano de Mota-Engil para intentar llegar a un acuerdo.

Wiens mencionó que la empresa pide un resarcimiento de 18 millones de dólares por lucro cesante al no poder trabajar en el lugar. No obstante, manifestó que se llegó a constatar que la firma en cuestión abandonó la zona de obras el pasado sábado, por lo que se analizará si rescindirán el contrato y luego la demandarán. Prometió que no habrá impunidad y que irán hasta las últimas consecuencias.

Si bien el ministro aclaró que el MOPC no puede entrar con sus maquinarias a la arteria al no tener aun un respaldo jurídico, verán los mecanismos para que a fines de año la ruta esté habilitada.

Por otra parte informó que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) no puso objeción a desembolsar hasta 1 millón de dólares (G. 6.000 millones) para los más de 300 pequeños comerciantes afectados en el tramo 3 del Metrobús. El Banco Nacional de Fomento (BNF) será el que establecerá el proceso para dar el dinero dependiendo de cada caso.

A su vez, el presidente Mario Abdo indicó que el problema se dio con el atraso del cronograma previsto inicialmente y que se buscarán a los responsables.

 

Manifestación frente a la Cancillería

La séptima manifestación convocada por la asociación Todos por Jerusalén, así como los miembros de la Conven­ción de Iglesias Evangélicas de nuestro país, se realizó en la noche del sábado. La medida es implementada contra el gobierno de Mario Abdo Benítez por la decisión de cambiar de Jerusa­lén a Tel Aviv la embajada para­guaya en Israel.


Fuente: La Nación

Un centenar de personas con cánticos, ban­deras y remeras distintivas de Israel y Paraguay repudiaron la posición del gobierno.

La Asociación de Pastores Evangélicos del Paraguay (APEP) se sumó ayer a la pro­testa contra la decisión del Gobierno paraguayo. El prin­cipal reclamo es restaurar las relaciones diplomáticas y comerciales con Israel, man­teniendo la Embajada de Para­guay en Jerusalén por ser la capital de Israel y, en conse­cuencia, que la Embajada de Israel vuelva a Paraguay.

Los manifestantes responsa­bilizan al vicepresidente Hugo Velázquez y al canciller Luis Alberto Castiglioni, “quienes por acuerdos preeleccionarios priorizan cuestiones financie­ras y caprichosas”.

Por otro lado, hoy, a las 10:00, se entregará la carta para el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, en el Bosque de Israel, del parque Ñu Guasu, con el apoyo de las 25.000 firmas que siguen recolectándose en todo el país.

 

Facebook activó la 'war room', el centro de control de noticias falsas

Facebook puso en marcha por primera vez su nuevo “centro de control de noticias falsas” en la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil, celebradas el pasado 7 de octubre. De esta manera, la red social busca contrarrestar las 'fake news' que surgen en época electoral.


Fuente: EFE / Clarín

Los comicios brasileños, que tuvieron lugar justo un mes antes de las legislativas que se celebrarán en Estados Unidos el próximo noviembre, sirvieron a Facebook para llevar a cabo su primera gran prueba.

La “war room” o “cuarto de guerra” -como ha sido bautizada por la propia compañía- es una pequeña habitación en su sede de Menlo Park (California) en la que trabajan a diario entre 20 y 30 personas responsables de coordinar a miles de empleados en todo el mundo.

Los días previos a las elecciones, los expertos de seguridad para Brasil que trabajan en Facebook se trasladaron a la habitación junto al resto de empleados habituales para ayudarles a desarrollar y poner en práctica una estrategia ajustada a las características del país. Desde la misma oficina también se controlan contenidos de Instagram y WhatsApp, ambas propiedad de la compañía.

“Detectamos una historia que empezó a circular a pocos días de los comicios en la que se decía que a causa de la violencia, la jornada electoral se iba a retrasar hasta el siguiente día”, explicó el jefe de Ciberseguridad de la empresa, Nathaniel Gleicher.

“Detectamos esta información que por supuesto era falsa a tiempo y la eliminamos antes de que se hiciese viral y llegase a cientos de miles de internautas”, añadió.

Gleicher también apuntó que el mismo día de la elección, tras el cierre de los colegios electorales, detectaron “un aumento de discursos de odio” contra una región concreta del país y procedieron a su eliminación, aunque no precisó de qué región se trataba.

Facebook dice que su “War Room” y otras iniciativas de vigilancia del contenido que circula detectaron 1.300 millones de cuentas falsas en el último año y eliminaron cientos de páginas creadas por otros gobierno y elementos empeñados en generar confusión.

La compañía propiedad de Mark Zuckerberg confirmó que el operativo se dispondrá nuevamente para el 28 de octubre, día fijado para la segunda vueltas de los comicios en Brasil cuando el ultraderechista Jair Bolsonaro se enfrentará al socialista Fernando Haddad.

Con esta iniciativa, la red social espera poder evitar lo sucedido en 2016 -año en que Donald Trump ganó la Presidencia de Estados Unidos-, cuando la eclosión de noticias falsas en la plataforma la situó en el centro de duras críticas.