El viacrucis, no la viacrucis y otras precisiones de la Jornada Mundial de la Juventud

Ante la presencia del papa Francisco en Portugal, para la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud, la Real Academia Española repasa algunos términos temáticos y recuerda la correcta escritura.

La Fundación Español Urgente de la RAE ofrece un recopilado de vocablos muy utilizados durante el evento católico que reúne al Sumo Pontífice con jóvenes de todo el mundo.

1. La voz papa, en minúscula
La Ortografía de la lengua española recomienda escribir papa, sumo pontífice… con inicial minúscula; se escriben también con inicial minúscula vigilia, eucaristía, liturgia de la palabra, confesión, comunión o papamóvil.

2. Celebrar, oficiar o decir misa
Los verbos recomendados para referirse a lo que hace el celebrante de una misa son celebrar, oficiar o decir. Con la palabra eucaristía, como sinónimo de misa, se usan los verbos celebrar y oficiar.

3. La palabra misa, con minúscula
La palabra misa se escribe con inicial minúscula por tratarse de un sustantivo común; lo mismo ocurre con los términos que en ocasiones la acompañan: misa inaugural, misa de(l) envío, misa de despedida.

También en RAE: El primero de agosto, ¿el segundo también?

4. Las homilías se pronuncian
Según el diccionario académico, las homilías no son celebraciones, sino razonamientos, pláticas o pasajes, por lo que no es adecuado utilizar los verbos oficiar ni celebrar; lo apropiado es pronunciar.

5. El viacrucis, y no la viacrucis
El término viacrucis, escrito en minúscula, es de género masculino, por lo que no es adecuado su uso en femenino: el viacrucis, y no la viacrucis. En cuanto a su grafía, de acuerdo con el Diccionario panhispánico de dudas, lo recomendado es escribirlo en una palabra (viacrucis), aunque también es admisible en dos (vía crucis).

6. Actividades pro-⁠JMJ, y no pro JMJ
Cuando un prefijo se añade a una sigla, lo adecuado es emplear el guion: jornadas pre-⁠JMJ o actividades pro-⁠JMJ

7. Francisco, y no Francisco I, nombre del papa
Siguiendo con la tradición vaticana, cuando un pontífice elige un nombre que no ha llevado antes ninguno de sus antecesores, no se le añade el ordinal primero. Por lo tanto, el actual pontífice es Francisco hasta que alguno de sus sucesores decida tomar el nombre de Francisco II. A partir de entonces será llamado Francisco I.

8. Las expresiones cruz peregrina y cruz de los jóvenes, en minúscula
Uno de los símbolos de estas jornadas es la cruz peregrina o cruz de los jóvenes, confiada por el papa Juan Pablo II a los jóvenes para que viajaran con ella por todo el mundo. Ambas expresiones se escriben en minúscula, pues describen de manera transparente el objeto al que aluden.

Puede interesarle: La palabra en español que se puede pronunciar, pero no escribir

Lo que responde la RAE sobre el modismo “coquette”

Una palabra muy utilizada en el campo de la moda es, sin duda, “coquette”, empleada para aludir a los colores pastel, a lazos, moños y otras cosas.

Ante la consulta sobre algún término adecuado en español para reemplazarlo por la palabra coquette, la Fundación Español Urgente informó que, no existe una adaptación para este vocablo.

“De mantener el término coquette, lo adecuado es resaltarlo con cursiva (o comillas si no se dispone de este tipo de letra) porque se trata de un extranjerismo sin adaptar. Esta última forma es la usual cuando se alude a estilismos, diseños o modas que tienen estos rasgos concretos”, expresa la respuesta.

Lea también: Arsenal de armas: ¿por qué no es redundante?

Otra opción, según la RAE, es utilizar la traducción literal “coqueta” o “coqueto”, sin embargo, no es la aceptada por los estilistas.

La estética coquette es una tendencia de moda que ensalza la femineidad mediante el uso de ropa con encajes, volados, colores pasteles y lazos. La palabra viene del francés “coqueta”. El inicio de esta estética en principio se remonta a TikTok hacia el 2022.

Puede interesarle: ¿Montar en bici o montar una bici?

La sección RAE del diario HOY tiene como fin promover el bueno uso del idioma español, con el sustento de lo que dicta la RAE, máxima autoridad de la lengua que, con el correr de los años, va cambiando algunas reglas y proponiendo adaptaciones, según la necesidad.

Desembocar y especializarse, las preposiciones correctas

A menudo se recurre a preposiciones incorrectas para acompañar a las palabras desembocar y especializarse. Sepa qué indica la Real Academia Española.

La preposición en, y no sobre, es la indicada con especializar(se) para expresar para qué está especialmente preparado algo o alguien: especializarse en algo, no especializarse sobre algo, según explica la Fundación Español Urgente de la RAE.

Lea también: La palabra etcétera y el mal uso de los puntos suspensivos

Para introducir aquello en que se está versado, se emplea la preposición en, explica el diccionario académico. Por ejemplo: «El dramaturgo se especializó en personajes difíciles de comprender».

Por otro lado, para introducir el lugar en el que un río o una calle termina, el giro adecuado es desembocar en, no desembocar a. Por ejemplo, el raudal desemboca en el río Paraguay, no sobre.

Se cree que el uso impropio se debe a la idea implícita que tiene desembocar de llegar a un sitio o a una situación.

Además, en RAE: Arsenal de armas: ¿por qué no es redundante?

La sección RAE del diario HOY tiene como fin promover el bueno uso del idioma español, con el sustento de lo que dicta la RAE, máxima autoridad de la lengua que, con el correr de los años, va cambiando algunas reglas y proponiendo adaptaciones, según la necesidad.


La palabra etcétera y el mal uso de los puntos suspensivos

A la hora de escribir la palabra etcétera, sea completa o abreviada, a menudo se comete el error de agregarle puntos suspensivos, sin embargo, esta adición es incorrecta. Sepa por qué.

«Los inspectores les comunicaron a los titulares de los puestos de fruta, verduras, ropa, calzado, etc… que tendrán que instalarse más arriba» y «Asimismo se ocuparán otros espacios del recinto, como vestuarios, zonas para camerinos etc…» son ejemplos del error que se comete al agregar puntos suspensivos después de la palabra etcétera.

Los puntos suspensivos pueden aparecer al final de una enumeración o lista con el mismo valor que etcétera, por lo que debe evitarse, por redundante, la aparición conjunta de ambos elementos; según explica la Fundación Español Urgente de la Real Academia Española.

Puede interesarle: Arsenal de armas: ¿por qué no es redundante?

Además, y por convención, etc. (que ha de llevar siempre punto) y etcétera se separan del anterior elemento por una coma. Sin embargo, cuando etcétera o etc. cierran una enumeración, pero el enunciado continúa, lo apropiado es escribir coma después, incluso si forma parte del sujeto.

Así, la puntuación apropiada de las frases anteriores habría sido «Los inspectores les comunicaron a los titulares de los puestos de fruta, verduras, ropa, calzado, etc., que tendrán que instalarse más arriba» y «Asimismo se ocuparán otros espacios del recinto, como vestuarios, zonas para camerinos, etc.».

También es redundante y se desaconseja, al menos en la lengua formal, escribir varias veces seguidas etcétera o etc., como en «Se califica un examen, el número de trabajos entregados, el comportamiento, etcétera, etcétera».

También en RAE: El clásico, en minúscula y sin comillas