Disney añade nueva advertencia de racismo al comienzo de películas clásicas

Los Ángeles (EE.UU.). Disney incluyó nuevas advertencias de contenido al comienzo de cintas clásicas como "Dumbo" (1941), "Peter Pan" (1953) o "El libro de la selva" (1967) que avanzan las connotaciones racistas que pueden contener sus películas antiguas.


Fuente: EFE

"Este programa incluye representaciones negativas y/o un mal tratamiento de personas o culturas", indica la nueva etiqueta, que se proyecta 10 segundos antes del comienzo de las películas en su plataforma de "streaming" Disney+.

Anteriormente, ya existía una advertencia similar que se incluía de manera más discreta en la descripción de la cinta y que decía: "Este programa se presenta como se creó originalmente, puede contener representaciones culturales obsoletas".

Ahora, la nueva señal aparece una vez iniciada la reproducción, de la misma manera que las cadenas de televisión han alertado tradicionalmente de las restricciones de edad.

Además, la compañía explica los motivos por los que no ha alterado el contenido: "Estos estereotipos estaban equivocados entonces y lo están ahora. En lugar de eliminar este contenido, queremos reconocer su impacto dañino, aprender de él y generar conversaciones para crear juntos un futuro más inclusivo", añade la nueva etiqueta.

"Disney tiene un compromiso para crear historias con temas inspiradores que reflejen la rica diversidad de la experiencia humana en todo el mundo", finaliza.

La fórmula elegida por Disney en su nueva plataforma de streaming -optando por no editar las películas y advertir sobre su contenido- ha sido imitada por otras plataformas como HBO Max, que añadió una explicación del "contexto histórico" a "Gone With The Wind" (1939) tras retirarla de su plataforma temporalmente.

El problema con las connotaciones racistas de algunos clásicos es antiguo, remontándose incluso a la propia fecha de lanzamiento de ciertas películas.

En "Dumbo", por ejemplo, una escena incluye a un grupo de cuervos usando estereotipos para representar a afroamericanos y que están liderados por un personaje bautizado Jim Crow, un término despectivo utilizado antiguamente para insultar a hombres negros en Estados Unidos.

Un problema parecido se da en "El libro de la selva", mientras que "Peter Pan" ha sido criticada por la forma en la que representa a los nativos americanos y "Los aristogatos" por sus estereotipos sobre los asiáticos expuestos en los gatos siameses que aparecen en la película.

 

George Clooney dirigirá una cinta sobre béisbol con Bob Dylan como productor

Los Ángeles (EE.UU.). George Clooney dirigirá una película sobre "Calico Joe" (2012), una novela sobre béisbol que escribió John Grisham y que en su viaje a la gran pantalla contará además como productor con Bob Dylan.


Fuente: EFE

"John escribió una historia hermosa y la oportunidad de colaborar con Bob para traerla a la pantalla es simplemente fantástica", aseguró Clooney en un comunicado recogido por medios estadounidenses.

Además de sentarse en la silla de director, Clooney producirá esta cinta junto a Grant Heslov y Bob Dylan.

"George y Grant vieron en este libro lo que yo veo: una poderosa historia que tendrá repercusión tanto en los jóvenes como en los mayores. La gente de todo tipo podrá identificarse con ella", defendió Dylan.

Inspirada levemente en hechos reales, "Calico Joe" contaba la historia de una joven promesa del béisbol que entraba en coma tras ser golpeado por un durísimo picheo.

Clooney ganó el Óscar a la mejor película junto a Heslov y Ben Affleck por "Argo" (2012) y tiene otra estatuilla en su vitrina como mejor actor de reparto por "Syriana" (2005).

Como intérprete ha dejado su huella asimismo en "O Brother, Where Art Thou?" (2000), la saga de "Ocean's Eleven" o "Gravity" (2013), mientras que como realizador ha brillado en películas como "Good Night and Good Luck" (2005) y "The Ides of March" (2011).

En diciembre estrenará en Netflix "The Midnight Sky", una película sobre un científico en el Ártico que trata de contactar con la tripulación de una nave que intenta regresar a la Tierra.

Clooney ha protagonizado junto a Felicity Jones esta cinta que supone su primer trabajo como realizador desde "Suburbicon" (2017) y que es su primer papel en una película desde "Money Monster" (2016).

Por su parte, Dylan presentó en junio "Rough and Rowdy Ways", su primer disco con temas originales desde "Tempest" (2012) y un álbum que fue recibido con un aplauso prácticamente unánime de la crítica.

 

Disney estrena "Clouds": Cumplir un sueño al final de la vida

Los Ángeles (EEUU), 15 oct (EFE).- En 2012, los médicos le dieron a Zach Sobiech un año de vida por un cáncer de huesos poco común (osteosarcoma), momento en el que el joven de 17 años conmocionó al mundo con una canción, "Clouds", que también inspiró la nueva película de Disney.


Fuente: EFE/Javier Romualdo

La plataforma Disney+ estrena este viernes la cinta protagonizada por Fin Argus y Neve Campbell ("Scream"), que cuenta la historia del estadounidense de 17 años que cumplió su sueño y se convirtió en estrella de la música poco antes de morir.

"Es la peor pesadilla para una madre. Yo no conocía la historia, me llegó el guión y me conmovió", comentó a EFE la actriz Neve Campbell, quien interpreta a la madre Sobiech.

El título de la película hace referencia a uno de los temas que Sobiech compuso antes de fallecer.

"Clouds" se volvió todo un himno para las personas que luchaban contra graves enfermedades, superó las 3 millones de reproducciones en diciembre de 2012, cuando el joven falleció. Actualmente, el vídeo roza las 15 millones de visualizaciones.

UN HIMNO POR LA VIDA

La manera en la que Sobiech convirtió en música su propia despedida se registró en dos documentales e inspiró versiones de artistas como Jason Mraz, Sara Bareilles, The Lumineers y Passenger.

"I'll fly a little higher/Go up in the clouds because the view is a little nicer" (Volaré un poco más alto/subir a las nubes porque la vista es más bonita), reza el estribillo de la canción.

Su madre, Laura Sobiech, escribió las memorias "Fly a Little Higher: How God Answered a Mom's Small Prayer in a Big Way", en las que se basa el filme dirigido por Justin Baldoni, conocido por "Five Feet Apart".

Los estudios Warner Bros. llevaron al celuloide esta historia, que finalmente estrenará Disney en formato musical con el músico y actor Fin Argus en el papel de Zach Sobiech.

"Recuerdo en 2013, cuando esta canción explotó. La historia tocó mucho a mi familia porque también estaba afectada de cerca por el cáncer. Así que cuando llegué a la audición fue algo especial", recordó Argus en una videollamada.

Por su parte, Campbell conoció la historia tras leer el guión y el libro escrito por la madre a la que interpreta en la pantalla, junto a Thomas Everett Scott ("13 Reasons Why") en el papel del padre.

"Fue maravilloso contar con la familia en el rodaje, yo leí el libro de Laura y me enamoré de su persona y de su fortaleza. Quería representarla de la mejor manera posible y hacer justicia", explicó la actriz, que hace poco confirmó su regreso a la franquicia "Scream".

LA FAMILIA ESTUVO EN EL RODAJE

La madre de Zach Sobiech comentó durante el rodaje su emoción al ver al protagonista caracterizado como su hijo, con su misma ropa. "Ahora lo echo aún más de menos", aseguró entonces.

Según Argus la grabación estuvo llena de "momentos así", una emoción que el director ha querido trasladar a la pantalla de una manera íntima y natural con la que muchos espectadores podrán sentirse representados en sus propias experiencias.

"Yo cree un grupo de chat con los amigos de él y seguimos en contacto", aseguró el actor.

Tras el estreno de "Mulan" en septiembre, "Clouds" es la nueva apuesta de Disney para su propia plataforma de contenidos en un momento en el que parece imposible estrenar largometrajes en los cines debido a la pandemia de coronavirus.

 

Figuras latinas de Hollywood exigen más diversidad y el fin de su "exclusión"

Los Ángeles (EEUU). Figuras latinas de Hollywood y de la industria televisiva como Lin-Manuel Miranda, Tanya Saracho y Eugenio Derbez exigieron este jueves en una carta pública que las historias del cine y la televisión en Estados Unidos tengan una mayor diversidad y reclamaron que termine "la exclusión" de los latinos en la pantalla.


Fuente: EFE

Con la etiqueta en redes #endlatinXclusion, decenas de guionistas, creadores de cintas y series, y “showrunners” (máximos responsables de una ficción televisiva) se unieron a esta queja a la que también aportaron su firma, entre muchos otros, nombres como John Leguizamo, Gloria Calderón Kellett, Roberto Aguirre-Sacasa, Linda Yvette Chávez y Marvin Lemus.

“Estamos enfurecidos por la continua falta de representación ‘latinx’ en nuestra industria, especialmente de los miembros negros e indígenas de nuestra comunidad”, dijeron aprovechando que este jueves termina el mes de la herencia hispana en EE.UU.

“Nuestras historias son importantes, y que nos borren de la pantalla contribuye al prejuicio persistente que evita el cambio real en este país”, añadieron.

La carta apunta algunas cifras para sostener su enfado.

“Los ‘latinx’ somos el 18,3 % de la población estadounidense, pero solo somos el 4,7 % de los guionistas de películas y el 8,7 % de guionistas de televisión”, explicaron.

“Al negarse a contar nuestras historias y negarse a ponernos a cargo de ellas, los personas poderosas de Hollywood son cómplices de nuestra exclusión. Estamos cansados de proyectos ‘latinx’ que se desarrollan sin guionistas, director o productores ‘latinx’. Nos negamos a que se nos filtre a través de la perspectiva blanca”, desarrollaron.

La carta contiene cinco demandas básicas para acabar con esta situación: “No cuenten historias sobre nosotros sin nosotros”, “aprueben nuestros proyectos”, “representen todos los aspectos de nuestras vidas y nuestra cultura”, “eliminen la repetición de niveles” (que mejore la promoción y los ascensos de los latinos en la industria), y “contrátenos para proyectos no ‘latinx’”.

“Estamos cansados de historias que solo son sobre traumas. Contenemos multitudes. Estamos cansados. El movimiento en esto es crucial. La inclusividad no es suficiente. Queremos acción”, afirmaron.

“Las historias son poderosas. Las historias pueden cambiar el mundo. Pongámonos en el lado correcto de la historia para que podamos continuar creando el cambio necesario y contando cautivadoras historias juntos”, cerraron.