Cuatro meses de suspensión para los árbitros que utilizaron chalecos como banderines

La Comisión de Árbitros de la CONMEBOL decidió suspender por cuatro meses a los jueces de línea del partido entre Chile y Argentina en Calama, por haber utilizado chalecos reflectores como banderines.

Los líneas brasileños Fabricio Vilarinho y Rodrigo Correa fueron notificados hoy vía Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) tras el escandaloso hecho acaecido en el desierto chileno en el marco de la fecha 15 de las eliminatorias sudamericanas.

En este sentido, la Comisión de Árbitros de la CONMEBOL explicó en su decisión que ambos árbitros incurrieron en una falta grave y pusieron en riesgo el desarrollo del encuentro “no llevando los implementos básicos para realizar sus labores”.

Consecuentemente, Vilarinho y Correa quedan fuera de toda actividad internacional por los próximos cuatro meses.

Perú ingresa a la zona de clasificación directa y aleja a Colombia

Edison Flores marcó este viernes a los 85 minutos la victoria por 0-1 de Perú sobre Colombia que eleva a la Blanquirroja al cuarto puesto de las eliminatorias, que da la última plaza directa a Sudamérica para el Mundial de Catar.

La selección peruana que resistió durante casi todo el partido la presión de Colombia, llegó a 20 puntos, uno más que Uruguay, que el jueves superó su crisis con un triunfo por la mínima, también a domicilio, sobre Paraguay.

Colombia, que comenzó la decimoquinta fecha en el cuarto puesto, ha caído al sexto, lejos del Mundial.

La decimosexta y antepenúltima fecha de las eliminatorias sudamericanas se jugará el 1 de febrero. Colombia visitará a Argentina, segundo con 32 puntos, y Perú recibirá a Ecuador, tercer clasificado con 24.

Flamengo anuncia al atacante Marinho como su primer refuerzo en 2022

Flamengo, subcampeón de la Copa Libertadores y de la Liga brasileña, anunció este viernes al atacante Mario Sergio Costa "Marinho" como su primer refuerzo para esta temporada, en la que el popular equipo de Río de Janeiro volverá a participar en la Libertadores.

“Marinho es del ‘Mengao’, ¿no sabía? ¡Bienvenido Marinho!”, publicó el Flamengo en sus redes sociales, recordando una graciosa reacción del futbolista a una pregunta que le hicieron durante una entrevista hace algunos años y que se convirtió en un meme de internet.

Marinho, de 31 años, llega del Santos, club en el que se destacó como el principal jugador de la Copa Libertadores de 2020 y fue elegido, también en ese año, como el mejor de América en la tradicional encuesta del diario uruguayo El País.

El conjunto carioca publicó fotos de la camiseta con el dorsal “31” que lucirá ahora y del jugador firmando su nuevo contrato y al lado del técnico portugués Paulo Sousa, entrenador que acaba de asumir el comando del Flamengo y espera reforzarse todavía más con otro delantero, un centrocampista, un zaguero y un portero.

El “Fla”, considerado el equipo más popular de Brasil, había perdido para este temporada a los atacantes Kénedy, que retornó al club británico Chelsea de Londres, y Michael, goleador en 2021 negociado con el Al Hilal saudí.

El atacante se formó deportivamente en el Fluminense, el principal rival de patio del Flamengo y con el que debutó en 2008.

Un año después fue negociado con el Internacional de Porto Alegre, equipo con el que escasamente jugó 5 partidos en 3 años y terminó luego prestado luego a clubes como el Caxías, Paraná, Goiás, Ituano y Náutico de Recife.

En 2015, con el Ceará, se tornó artillero y fue transferido al Cruzeiro, pero tampoco tuvo suerte con el equipo de Belo Horizonte y firmó entonces para la temporada 2016 con el Vitoria, saliendo de nuevo artillero con 21 tantos en 43 partidos.

Su primera y única experiencia internacional fue en 2017 con el Changchun Yatai chino. En 2018 retornó a Brasil para jugar en el Gremio y al año siguiente recaló en el Santos, con el que vivió el mejor momento de su carrera y convirtió 41 goles en 109 partidos.

90 días de prisión preventiva a futbolista uruguayo por parte de arma

La Justicia de Uruguay dictó este viernes 90 días de prisión preventiva para el jugador del Peñarol, Nicolás Schiappacasse, por tenencia ilícita de arma de fuego además de otros cargos.

La fiscal encargada del caso, Ana Dean, dijo a la prensa que en principio se habían solicitado 120 días de prisión preventiva para el jugador, que será el tiempo en el que se desarrolle la investigación, aunque la Justicia determinó un plazo de 90 días para posteriormente ir a un juicio.

Schiappacasse fue detenido el pasado miércoles con un arma de fuego 9 milímetros cuando acudía a presenciar un partido de pretemporada entre su equipo y el Nacional.

En ese sentido, el abogado del jugador, Rafael García, detalló en una conferencia de prensa que el arma había sido denunciada como robada desde hace dos años además de que el detenido no cuenta con licencia para el porte de armamento.

Este hecho se da en medio de una discusión en el país sudamericano en la que el foco está centrado en la violencia dentro del deporte y las posibles medidas para su erradicación.

De hecho, los dos partidos programados en la pretemporada entre los clásicos rivales, el Peñarol y el Nacional, se organizan sin el paraguas de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), que decidió no participar al no darse todas las condiciones de seguridad precisas.

En los días previos, varios hechos violentos, presuntamente vinculados a los grupos ultras de ambos clubes, generaron este debate en la sociedad.

En cuanto a su relación con el club, el presidente del Peñarol, Ignacio Ruglio, declaró a los medios, en el ámbito del partido jugado anoche, que “este tipo de cosas no pueden pasar”.

“Si las cosas son como se describen, nosotros sabemos que el jugador a Peñarol no vuelve y no vamos a dudar un segundo, porque además es momento de bajar ese tipo de mensaje”, apuntó.