Violador queda libre porque su víctima llevaba una tanga

Las mujeres en Irlanda están poblando las redes sociales con fotografías de tangas para protestar por una sentencia judicial en un caso de violación, una forma de denuncia que ha llevado esta prenda incluso hasta el Parlamento nacional.

“Demostradme que las bragas de abuela disuaden a los violadores” o “Mi tanga no es mi consentimiento” son algunos de los eslóganes que acompañan a las instantáneas de los internautas que se van sumando a esta revuelta femenina que percibe misoginia en cierta forma de aplicar justicia.

La indignación por el trato que se da en este país a las supuestas víctimas de agresiones sexuales ha ido creciendo desde que esta semana un tribunal de la ciudad de Cork (sur) absolvió a un hombre de 27 años que estaba acusado de violar a una joven de 17, tras una noche de fiesta.

La abogada del sospechoso, Elizabeth O’Connell, se refirió en su alegato final al tanga que llevaba la chica y pidió al jurado que lo tomara en consideración a la hora de emitir un veredicto, un planteamiento que ha llevado a grupos activistas y políticos a denunciar la “cultura que tiende a culpabilizar a las víctimas” en el sistema judicial.

“Es necesario preguntarse si las pruebas descartan la posibilidad de que ella se sentía atraída por el acusado y estaba abierta a conocer a alguien y estar con alguien. Hay que mirar la manera en que estaba vestida. Llevaba un tanga con un lazo por delante”, explicó la letrada.

Tras noventa minutos de deliberaciones, el jurado, compuesto por ocho hombres y cuatro mujeres, declaró al sospechoso “no culpable”.

Desde entonces, cientos de personas se han echado a las calles de las principales ciudades de este país, en protestas que se han extendido también a la provincia británica de Irlanda del Norte, con manifestaciones en Belfast y Derry.

La diputada Ruth Coppinger llegó a mostrar durante una sesión de la Cámara Baja de Dublín (Dáil) un tanga para hablar de los “mitos sobre la violación”, y aunque su gesto fue aplaudido por algunos compañeros fue llamada al orden por el presidente de la sala.

La ola de indignación, no obstante, va en aumento, tanto en las calles como el ciberespacio, donde el grupo de Facebook “Mna na hEireann” (Mujeres de Irlanda) ha lanzado una campaña viral que acompaña en Twitter bajo la etiqueta #ThisIsNotConsent (“esto no es consentimiento”).

Susan Dillon, una de las administradoras de ese grupo, también gestiona la cuenta de Twitter llamada “Yo la Creo-Irlanda”, en la que cientos de personas han expresado su opinión sobre el citado caso y la actitud de cierta parte de la sociedad.

“Si ese jurado es una muestra representativa de la población, entonces tenemos claro que es necesario trabajar para erradicar este arcaico mito que sostiene que la ropa invita a la violación”, dijo Dillon.

La responsable del Centro de Crisis por Violaciones de Dublín, Noeline Blackwell, ha criticado los “estereotipos sobre la violación” que aún circulan por los tribunales del país.

En este sentido, otro grupo afín, la Red de Crisis por Violaciones de Irlanda, ha recordado que el sistema judicial ya ofrece cursos de formación a sus profesionales para abordar este tipo de delitos, aunque queda mucho por hacer.

Su coordinadora, Cliona Sadlier, ha dicho que el lenguaje utilizado por la abogada en el citado juicio alimenta los “estereotipos misóginos” y debe desaparecer de estos procesos tan traumáticos para las denunciantes.

El Vaticano instala un centro sanitario temporal para personas vulnerables

Ciudad del Vaticano.- Las personas vulnerables y sin recursos de Roma podrán recibir asistencia sanitaria gratuita durante toda esta semana en el ambulatorio que ha instalado el Vaticano en la Plaza de San Pedro.

En este espacio, que está en marcha por segundo año consecutivo coincidiendo con la Jornada Mundial de los Pobres – que se celebra este domingo -, lo único que importa son los problemas de salud. “Nada más”, explica sonriente a Efe la enfermera Roberta Caparella, mientras corre de una consulta a otra.

Ella es la responsable del personal de la Cruz Roja que colabora en el dispensario, formado por módulos prefabricados e instalado por expresa voluntad del papa Francisco.

“Aquí sólo preguntamos cuál es el problema que tienen. Preguntamos si les podemos ayudar y lo hacemos. No nos importa nada más”, relata la enfermera, quien cree que este año “está mejor preparado que el anterior”, cuando, sin embargo, atendieron a casi 600 personas.

Van por el camino de alcanzar esa misma cifra, ya que desde que se puso en marcha el lunes y hasta ayer por la noche, ya han pasado por las consultas 242 personas.

La mayoría de ellas acarrean duras historias a sus espaldas, ya que en muchos casos malviven en la calle, donde llegan tras perder el trabajo, padecer enfermedades crónicas u otras múltiples causas con un destino similar.

En el dispensario, que abre de 8 de la mañana a 10 de la noche, pueden ser atendidos sin tener que preocuparse por su situación legal ni tampoco por los recursos económicos de que dispongan, ya que todos los servicios son gratuitos, incluidos los fármacos que se recetan.

Este, además, no es un simple ambulatorio de atención primaria. Los pacientes pueden acudir aquí a las “especialidades de medicina general, cardiología, enfermedades infecciosas, dermatología, reumatología, oftalmología, ginecología y podología”, apunta el médico Ferruccio Boffi, vinculado a la religiosa Orden de Malta.

“Encontramos todo tipo de problemas: las patologías más comunes son bronquitis, problemas de estómago o del intestino”, asegura Boffi quien, sin embargo, también sitúa como problemas principales las infecciones dermatológicas, causadas, sobre todo, por “las importantes carencias higiénicas” de muchos de los pacientes.

No es el caso, sin embargo, de Dolores, una ecuatoriana que ha aprovechado la oportunidad para “hacerse una revisión completa” que, sin esta iniciativa, no le sería posible.

“Ayer por la noche lo escuché en las noticias y he venido esta mañana. Me han hecho análisis de sangre, he ido el cardiólogo, a la ginecóloga…”, cuenta a Efe mientras se bebe el café que sirven en la pequeña cafetería habilitada para el desayuno, también gratuito.

Dice que está feliz porque el personal sanitario ha sido “muy amable” y las pruebas, de momento, han salido todas bien y celebra la iniciativa del Papa Francisco, que califica de “gran obra”.

“Sin estas visitas, todos estos análisis, ¿cuándo me los haría? Son caros y, si tienes dinero para una cosa, no lo tienes para otra”, lamenta.

Más allá de curar las patologías, en el objetivo de este ambulatorio temporal también

El papa trata de ‘terroristas’ a chismosos: “Tiran la bomba y se van tranquilos”

El papa Francisco afirmó hoy que los "chismes matan" y que "los chismosos y chismosas son terroristas", durante su catequesis en la audiencia general celebrada en la Plaza de San Pedro.

“Los chismosos y las chismosas son gente que mata a los demás, porque la lengua mata, es como un cuchillo. Tened cuidado, el chismoso y la chismosa es un terrorista, tira la bomba a los demás y se va tranquilo”, dijo Francisco.

El pontífice continuó reflexionando sobre los Diez Mandamientos para los católicos y hoy se dedicó a: “No dirás falso testimonio ni mentirás” y señaló que “prohíbe falsear la verdad en las relaciones con los demás”.

“Es grave vivir de comunicaciones no auténticas, porque impide las relaciones recíprocas y el amor al prójimo”, dijo el papa, que agregó que “donde hay una mentira no hay amor”.

Francisco dijo que los católicos deben comunicar la verdad “más que con sus discursos, con su testimonio”.

“No dar falso testimonio, ni mentir, implica vivir como hijos de Dios, dejando que en cada acto se refleje que él es nuestro Padre y que confiamos en él”, señaló.

El papa Francisco: “Los chismosos son terroristas”

El papa Francisco afirmó hoy que los "chismes matan" y que "los chismosos y chismosas son terroristas", durante su catequesis en la audiencia general celebrada en la Plaza de San Pedro.

“Los chismosos y las chismosas son gente que mata a los demás, porque la lengua mata, es como un cuchillo. Tened cuidado, el chismoso y la chismosa es un terrorista, tira la bomba a los demás y se va tranquilo”, dijo Francisco.

El pontífice argentino continuó reflexionando sobre los Diez Mandamientos para los católicos y hoy se dedicó a: “No dirás falso testimonio ni mentirás” y señaló que “prohíbe falsear la verdad en las relaciones con los demás”.

“Es grave vivir de comunicaciones no auténticas, porque impide las relaciones recíprocas y el amor al prójimo”, dijo el papa, que agregó que “donde hay una mentira no hay amor”.

Francisco dijo que los católicos deben comunicar la verdad “más que con sus discursos, con su testimonio”.

“No dar falso testimonio, ni mentir, implica vivir como hijos de Dios, dejando que en cada acto se refleje que él es nuestro Padre y que confiamos en él”, señaló.