Analizan hacer un "parate" de clases presenciales por 15 días

El senador Antonio Barrios comentó que con el ministro de Salud, Julio Borba, hablaron acerca de la posibilidad de suspender las clases presenciales por dos semanas y adelantó que en los próximos días se convocará al ministro de Educación, Juan Manuel Brunetti, para analizar esa medida.

El senador colorado Antonio Barrios, quien preside la Comisión de Salud Pública y Seguridad Social del Senado, mencionó a la radio 650 AM que ayer tuvieron una reunión virtual con el ministro de Salud, Julio Borba, y que en la ocasión abordaron la situación actual de la pandemia del Covid-19.

“La reunión con el ministro Julio Borba fue muy positiva. Estamos encaminados para empezar a recibir los medicamentos e insumos que están en falta, también los lotes de vacunas. Las 36 mil vacunas de COVAX llegarían entre el 15 y 18 de marzo. En este momento adquirir las vacunas es saber negociar. El costo de las mismas se está yendo a las nubes pero es mejor asumir estos altos costos en las mismas que asumir el costo camas de UTI”, refirió.

Destacó que se está haciendo un esfuerzo extraordinario y hoy ya no hay quejas por falta de Atracurio o de Midazolam. Resaltó también que en Ineram, IPS y otros hospitales van a aumentar el número de camas. “Se está haciendo un esfuerzo extraordinario. Me sorprendió todo lo que se avanzó estos días con Borba en la parte administrativa, se mueve con una velocidad admirable”, agregó.

Por otra parte, dijo que con Borba hablaron sobre la posibilidad de suspender las clases presenciales por dos semanas ante la situación epidemiológica. “Nosotros hemos conversado sobre las clases, a nosotros nos parece que un parate de 15 días puede tranquilizar el ambiente, no están dadas las condiciones (para seguir de manera presencial). Ellos seguramente van a analizar. Vamos a convocar a los ministros de Salud y Educación para hablar sobre ese punto. Yo soy de los que piensan que se deben suspender. El ministro Borba nos dijo que los hospitales están saturados en un 88,5%”, comentó.

“Recuerden que sistemas de Salud de primer mundo han colapsado y nosotros con lo poco que tenemos hemos hecho muchísimo. En este momento creo que la salud de la población es lo prioritario, entendemos los reclamos de la gente. Son justos, pero ojalá sea sin violencia. Los cambios que se están realizando obedecen justamente a los reclamos”, dijo en otro momento.

Por último, respecto a la salud del expresidente Horacio Cartes, su médico de cabecera aseguró que el mismo está bien y que nunca estuvo en terapia como se dijo. “Es un hombre fuerte y estamos con los cuidados postcovid ahora. Ya está liberado del virus”, remarcó.

 

Pacientes con cáncer piden donación de fármacos para no suspender quimioterapia

Insumos básicos y medicamentos costosos no están siendo proveídos a pacientes con cáncer del Hospital Nacional de Itauguá y cada día se complica la situación de muchas pacientes que llegan desde el interior solo en el pasaje y para cada sesión deben gastar mínimo G. 1.000.000.

Las pacientes oncológicas del Hospital Nacional de Itauguá que realizan los ciclos de quimioterapia deben comprar hasta Omeprazol, Dexametasona y Ondansetrón porque en la farmacia interna les dicen que no hay y esto complica la situación de muchas que para cada sesión llegan desde el interior del país solo con el pasaje.

Y esto es solo lo básico que deben comprar para la preparación antes de iniciar la quimioterapia además de otros insumos para la colocación de la vía.

Tampoco se les provee Anastrozol (que detiene el crecimiento de las células cancerosas) que tiene un costo aproximado de G. 350.000, y el antibiótico Ciclofosfamida que puede encontrarse en el mercado a G. 500.000, todo para completar un buen tratamiento.

Debido a que no tienen la posibilidad de cubrir los cuantiosos gastos, apelan a la solidaridad de las personas para que les donen estos medicamentos y puedan realizar en forma adecuada sus sesiones.

“Estamos pidiendo donaciones como siempre y seguimos igual, seguimos fuera de la institución y el resto del tratamiento hacemos acá (Hospital Nacional de Itauguá) y parte de Oncología en el San Pablo”, explicó María Estela Galeano, paciente e integrante de la Asociación de Pacientes con Cáncer de Mama y Familiares del Hospital Nacional de Itauguá (Apacfa HNI).

Galeano afirmó que hay mujeres que no están haciendo sus tratamientos como se debe porque no tienen ya ni qué vender para poder comprar lo que no hay en el hospital y otras que directamente interrumpen sus sesiones.

Lamentó que a un año de la haberles dejado sin lugar para tratarse debidamente, las pacientes siguen deambulando por los servicios para completar las consultas, estudios y sesiones de quimioterapia.

Las pacientes exigen que los tratamientos contra el cáncer también sean prioridad en medio de la pandemia porque el cáncer no espera y no deben suspender sus ciclos de quimioterapia sin embargo, muchas que recurren a amparos para conseguir los medicamentos tampoco reciben respuestas rápidas y hace dos meses que no se compran fármacos en falta.

“Hoy hace un año que el gobierno tomaba medidas sanitarias contra el Covid. Hoy hace un año que las pacientes con cáncer fuimos desalojadas de nuestro bloque dentro del HNI sin antes ser reubicadas en otro sector. ¿Que cambio? Nada, aún deambulamos por los hospitales”, afirmó Galeano.

 

Clases presenciales deben ser suspendidas, reitera sindicato docente

Desde la Federación de Educadores del Paraguay (FEP) manifestaron que no están dadas las condiciones para desarrollar las clases presenciales debido a la falta de infraestructuras en escuelas y colegios públicos, además del aumento de contagios. Anunciaron que mantendrán una reunión con el titular del MEC donde nuevamente insistirán en la suspensión de la modalidad presencial.

Silvio Piris, presidente de la FEP, mencionó a radio 1000 AM que presentarán una nota donde el gremio reitera su posición de suspender las clases presenciales ante el aumento de contagios por COVID-19 en nuestro país.

“Para las 10:00 de este jueves tendremos una reunión con el ministro del MEC, Juan Manuel Brunetti, donde vamos a insistir sobre la suspensión de clases presenciales al menos hasta la semana posterior a la Semana Santa” explicó Piris.

El dirigente recalcó que las escuelas y colegios del sector público no están en condiciones, en cuanto a infraestructura adecuada para ajustarse a los protocolos sanitarios, la falta de los elementos de bioseguridad, sumado también el panorama actual sanitario de contagios masivos, por lo que Piris considera oportuna la suspensión.

En cuanto a la continuidad de la modalidad presencial, el educador indicó que en la toma decisiones del MEC y de Salud Pública, se debió dar participación al sector docente.

“Creo que la decisión la debemos tomar todos juntos, prácticamente somos excluidos y el que va a ir a enseñar somos los docentes, tanto el señor Brunetti como el señor ministro de Salud no son los que van a impartir las clases. Entonces sería interesante que al sector docente también se le dé participación”, afirmó.

 

Viuda negra irá 30 años a la cárcel: ya llevaba dos maridos muertos

La enfermera Gladys Andrea Garay, más conocida como la viuda negra, y su amante Carlos Ferreira Cristaldo fueron condenados a 30 años de cárcel por el crimen del segundo esposo de la mujer. El fin era cobrar un seguro de vida de G. 600 millones. La condenada también había cobrado el seguro de vida tras la sospechosa muerte de su primer esposo.

La enfermera Gladys Andrea Garay y quien sería su amante Carlos Ramón Ferreira fueron acusados y condenados por el homicidio de Juan A. López C. asesinado en febrero del 2017. La fiscal María José Giamperi pudo demostrar que ambos orquestaron la muerte de la víctima con el fin de cobrar el seguro de vida, monto que rondaba los G. 600 millones.

Durante el juicio oral se produjeron 21 testificales, de las cuales 4 fueron telemática, por vía zoom, especialmente los efectivos policiales que estaban en el interior del país. Además se mostraron varias evidencias, como imágenes de circuito cerrado y cruces de llamadas, entre otras.

Juan Antonio López fue asesinado en su vivienda del barrio Achucarro, de la ciudad de San Antonio, departamento Central, en horas de la madrugada del 26 de febrero del 2017. Fue su entonces esposa Gladys Andrea Garay quien llamó a la Policía para alertar que estaban siendo víctimas de un asalto por parte de personas desconocidas.

Cuando los agentes policiales llegaron a la casa, encontraron ya muerto al hombre, pero les llamó la atención que en el sitio no había rastros de pelea o forcejeo, ni siquiera el fallecido presentaba rastros de haberse defendido. Tampoco los supuestos ladrones robaron alguna pertenencia.

Otro dato sumamente llamativo fue que el 2 de abril del 2015 murió el primer marido de Gladys Garay, identificado como Gerardo Ferreira. Si bien ambos estaban separados, aún no habían gestionado el divorcio, por lo que la viuda llegó a cobrar el seguro de vida de G. 50 millones.

Los familiares de este hombre habían denunciado que la mujer ocultaba información del fallecimiento al alegar que era una muerte natural, pero el médico forense no coincidía con esa hipótesis porque aparentemente la víctima intentó defenderse.