“Sarambi político” tras acta secreta truncó mejoría de la economía, resalta experto

El economista Manuel Ferreira resaltó que en el mes de julio se percibió que la economía mostraba signos de mejoría, pero que tras el “sarambi político” por el acta secreta nuevamente sufrió un duro golpe al truncarse las inversiones públicas y privadas ante la inestabilidad.

Manuel Ferreira indicó que ve complicada la situación económica del Paraguay, ante la perdida de volumen de producción, los fenómenos climáticos, el aumento del nivel de endeudamiento, la fluctuación del dólar y el ‘dumping’ (venta del producto por debajo de su precio normal) que hacen las industrias vecinas en nuestro mercado. Todo esto impacta negativamente en el sector agropecuario, industrial y comercial.

El experto mencionó, en entrevista con la 970 AM, que el Gobierno comenzó a aplicar un plan de tres aristas: refinanciación de deudas del sector agropecuario, aceleración de inversiones y asistencia a los sectores vulnerables.

"Empezamos a ver un equilibrio de tipo de cambio en Argentina, en un momento dado algo similar en Brasil también. Después nos metimos en este sarambi político (acta secreta de Itaipú) y hace que el Estado se concentre en otras cosas. Ante la incertidumbre se genera una retracción en la inversión y el gasto”, dijo.

Ahondó que el mes de julio fue mejor que los meses anteriores, al ver una cierta recuperación de la situación económica, pero “hace 15 días no hay nada a nivel de Estado ni sector privado” a consecuencia del escándalo.

“La situación es preocupante. Yo creo que necesitamos concentrarnos en realizar un nivel de actividad corriente, como lo veníamos haciendo. Un determinante importante será la estabilidad cambiaria a nivel local y sobretodo en Argentina“, dijo Ferreira.

A su parecer no es importante enfocarse en si estamos o no en recesión, sino que preocuparnos por los empleos que se están perdiendo o amenazando, las bajas en las ventas en las Pymes y la disminución en la recaudación impositiva del Estado.

 

No todo es color de rosa para Uber en el mundo: perdió US$ 6.229 millones en este año

La compañía anunció este jueves que perdió 6.229 millones de dólares entre enero y junio de este año, una cifra que vuelve a poner sobre la mesa dudas acerca de su modelo de negocio a los pocos meses de su salida al mercado de valores.


Fuente: EFE

La empresa con sede en San Francisco (California, EE.UU.) ingresó durante el primer semestre del año 6.265 millones de dólares, por encima de los 5.352 millones facturados en el mismo período del año anterior, pero por debajo de lo proyectado por los analistas.

Uno de los elementos más positivos de las cuentas presentadas este jueves por la firma fue que sigue ganando cuota de mercado a buen ritmo, ya que la plataforma cuenta ya con 99 millones de usuarios mensuales activos, el 30 % más que hace un año.

Entre enero y junio, los accionistas de Uber perdieron 7,97 dólares por título, frente a los 1,33 dólares ganados en el mismo período del ejercicio pasado, cuando la compañía todavía no había salido a bolsa.

Del dinero ingresado por la firma durante los pasados seis meses, el 75 % provino de su negocio base, el transporte de personas en automóviles, mientras que la entrega de comida supuso un 18 %, y el 7 % restante correspondió al resto de segmentos de la empresa, como el alquiler de coches, bicicletas y patinetes.

Pese a representar todavía menos de un cuarto de los ingresos de la empresa, Uber Eats experimentó en la primera mitad del año un crecimiento del 80 %, muy por encima del 6 % de incremento en el negocio de transporte, mucho más asentado.

Por regiones, el grueso del dinero que factura Uber se genera en los mercados estadounidense y canadiense, con más de la mitad del total de ingresos de la compañía, seguidos por EMEA (Europa, Oriente Próximo y África), Latinoamérica, y la región Asia-Pacífico.

Uber, como su principal rival en EE.UU., Lyft, llevan perdiendo dinero desde que empezaron a operar, algo que justifican a la manera tradicional de las empresas emergentes: el objetivo de estos primeros años es crecer y conseguir cuota de mercado que, en el futuro, se pueda traducir en ganancias.

Sin embargo, la agresiva guerra de precios que durante años han mantenido las dos empresas (especialmente a principios de este año en los meses previos a sus respectivas salidas a bolsa) y el hecho de que ambas firmas lleven operando ya en torno a una década (algo menos en el caso de Lyft) han contribuido a generar dudas en relación a esta estrategia comercial.

“Creemos que 2019 será el año cumbre de nuestra inversión y que en 2020 y 2021 las pérdidas se mitigarán. No tengo dudas de que el negocio a la larga llegará a un punto de inflexión y entrará en beneficios”, indicó el consejero delegado de Uber, Dara Khosrowshahi.

Las palabras del ejecutivo, sin embargo, no sirvieron para calmar los ánimos en Wall Street, donde las acciones de Uber se dejaban un 3,51 % hasta los 41,45 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los parqués neoyorquinos.

 

Negocio multimillonario: BBVA vende su filial paraguaya al GNB por US$ 270 millones

El BBVA anunció este miércoles la venta del 100 % de su capital social al Banco GNB Paraguay, filial del colombiano Grupo Financiero Gilinski, por 270 millones de dólares.


Fuente: EFE

El cierre de la operación espera la autorización regulatoria de las autoridades competentes, pero se estima que se efectúe en el último trimestre de este año.

Esos 270 millones en los que está estimada la venta de la participación accionaria, directa e indirecta, de BBVA Paraguay al grupo colombiano están sujetos a ajustes entre la fecha de la firma y la fecha de cierre de la operación, para finales del cuarto trimestre de 2019.

La integración de las dos entidades convertirá a Banco GNB Paraguay en el primer banco por depósitos en el país, con un total de activos de 3.250 millones de dólares, al adquirir los 2.100 millones de dólares de BBVA Paraguay.

BBVA Paraguay se situaba en la cuarta posición en el mercado local, con una cuota de volumen de préstamos del 9,3 % y de depósitos del 11 %.

Con esta operación, BBVA obtendrá una plusvalía neta de impuestos de unos 22 millones de dólares, con lo que espera un impacto positivo en el ratio de capital de máxima calidad (CET 1) “fully loaded” de cerca de cinco puntos básicos.

BBVA obtuvo un beneficio neto global de 2.735 millones de dólares en el primer semestre del año, lo que supuso una caída del 3,7 % respecto al mismo periodo de 2018, según informó a finales de julio a la CNMV. EFECOM

 

Ven difícil que Paraguay alcance grado de inversión tras crisis por acta secreta

La crisis política suscitada a raíz de la firma del acta bilateral y la consecuente amenaza de juicio político al Ejecutivo podrían repercutir negativamente en la calificación de riesgo de Paraguay, según Alberto Acosta Garbarino. A su criterio, en lo que resta del gobierno de Mario Abdo Benítez difícilmente nuestro país logre alcanzar el grado de inversión.

En entrevista con el programa de TV “La Caja Negra”, Alberto Acosta Garbarino, referente del sector bancario y actual miembro de la Comisión Asesora para la Revisión del Anexo C del Tratado de Itaipú, habló sobre las consecuencias económicas que podría acarrear la crisis política que se vive hoy día en nuestro país.

En tal sentido, sostuvo que la inestabilidad suscitada tras la firma del acta bilateral con Brasil podría traer consigo un revés en la calificación de riesgo que posee actualmente Paraguay.

Según recordó, nuestro país fue avanzando en su calificación crediticia en el transcurso de los últimos años, llegando hasta la frontera del grado de inversión (BB+), aunque considera que difícilmente sea capaz de lograr ese nivel mientras siga existiendo un elevado riesgo político.

“Paraguay es un país que en lo económico está muy ordenado. Tiene reservas altas y deudas relativamente bajas, hace rato ya debería haber tenido el grado de inversión pero todas las calificadoras dicen que el problema de Paraguay es el riesgo político y el problema institucional”, expresó Acosta Garbarino.

El mismo señaló que lo acontecido en los últimos días -como consecuencia directa de la firma del acuerdo energético con Brasil, incluyendo la amenaza de juicio político al presidente y el vicepresidente- incrementó en forma importante el riesgo político y demostró que “somos un país impredecible”, alejando cada vez más a Paraguay del grado de inversión.

A su criterio, en estos próximos 4 años ya no se podría pensar en alcanzar el tan anhelado grado de inversión otorgado por las calificadoras de riesgo, esto debido a la difícil situación por la que atraviesa el país y las implicancias que podría tener a largo plazo.

Cabe recordar que hace unos meses atrás la calificadora de riesgo Fitch Ratings subió la nota del país de BB a “BB+ con una perspectiva estable”, mientras que Moody’s mantuvo la nota “Ba1 con perspectiva estable”. Por su parte, Standard & Poor’s mantiene a Paraguay con una califi­cación de “BB de créditos con perspectiva estable a largo plazo”. En todos los casos, Paraguay aún se mantiene en el llamado “grado especulativo”.

En otro orden de cosas, Acosta Garbarino también habló sobre su rol en la Comisión Asesora para la Revisión del Anexo C de Itaipú Binacional y sostuvo que a partir de ahora “todo tiene que estar formalizado”. “La negociación tiene que ser participativa y transparente, tienen que participar todos los sectores, ya no se puede seguir negociando entre cuatro paredes”.

Igualmente, expresó su postura sobre el pedido de juicio político al presidente Mario Abdo Benítez y el vicepresidente Hugo Velázquez y manifestó que “es una figura que se está utilizando con mucha facilidad” por parte de la clase política.

“No veo ninguna salida buena, todas son malas. Avanzar en un juicio político es malo”, puntualizó.