Lunes 29 de Febrero de 2016 | 11:57

El paraguayo que inventó el termo mágico: “estoy vendiendo tecnología”
33068

TermoTec es el sistema de cebado automático, inventado por el paraguayo Sergio Román (22), estudiante de Ingeniería Electrónica de la UNA. Gentileza. TermoTec es el sistema de cebado automático, inventado por el paraguayo Sergio Román (22), estudiante de Ingeniería Electrónica de la UNA. Gentileza. Ver más fotos

El inventor del sistema de cebado automático para termos de tereré nos cuenta cómo inició todo y los proyectos que tiene a futuro. "Me dijo un señor que mi producto demuestra el avance del paraguayo en tecnología", expresa.

Sergio Román es estudiante de Ingeniería Electrónica de la Facultad de Politécnica, de la Universidad Nacional de Asunción (UNA). Tiene 22 años y vive en Asunción. En conversación con la redacción explica que la idea nació hace dos años cuando estaba estudiando una materia, junto a su infaltable equipo de tereré convencional.

“Pensé cómo podía hacer para agilizar el proceso de cebado. Inicié con un prototipo que al principio era muy rústico, feo, pero después fui perfeccionando, todo fue prueba-error. Probé en distintos modelos y llegué al que tenemos ahora, que por su forma encaja perfectamente”, indica el universitario.

El 90% de los componentes del sistema son importados de China y Estados Unidos, refiere Sergio. “Lo único que compro de acá son los termos y la guampa, el resto totalmente importado”, agrega. Las primeras ventas de TermoTec se dieron en noviembre del año pasado y ahora están produciendo de acuerdo a los pedidos.

Pero este inventor paraguayo quiere más y anuncia que dentro de dos meses y medio saldrá el termo para mate. “Estamos haciendo motorcitos a medida, que aguanten el agua caliente que llega a los 100 grados. Tendrían el mismo precio de los termos para tereré”, adelanta el joven.


¿Es posible un termo con USB? le preguntamos y responde que eso está totalmente descartado. “La gente quiere usar el termo cerca de la pileta. El sistema actual es totalmente permeable, podes meter a la pileta y no le va a pasar nada, va a seguir funcionando, pero si tiene un puerto de carga y le llega agua puede fundir el sistema”, añade.

Actualmente por semana produce entre 20 a 30 termos. Para los trabajos de armado, Sergio cuenta con el apoyo de dos compañeros de facultad. Respecto al precio (550.000 guaraníes) dice que es razonable y explica por qué. “Le digo a la gente que está comprando desarrollo, armar este termo lleva su costo, todo suma. Cuando hagamos más cantidades podremos reducir el precio”, subraya.

El futuro ingeniero electrónico sostiene que no pensó tener tanto éxito y aceptación. “Un señor me dijo ‘mira Sergio este invento, este producto que vendes demuestra el avance del paraguayo’. No pensamos que íbamos a vender tanto, me piden forrado pero yo estoy vendiendo tecnología”, apunta.

Román vende los termos con el sistema cebado automático a la distribuidora Disalve de Alicia Vera y Julián Gamarra, sus amigos, quienes vuelven a comercializarlos con forrados personalizados. Sin embargo, el joven también coloca pedidos por cuenta propia y ya envió termos a la Argentina y los Estados Unidos.

 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy