Viernes 12 de Enero de 2018 | 12:17

Los obligaron a repartir víveres cuando Abraham ya estaba enterrado
10

Uno de los actos simbólicos por el cumpleaños de Abraham Fehr. Foto: LN. Uno de los actos simbólicos por el cumpleaños de Abraham Fehr. Foto: LN.

Aproximadamente dos años llevaba enterrado el cuerpo de Abraham Fehr en la estancia San Eduardo. A pesar de esto, en marzo pasado la familia repartió víveres con la esperanza de volver a verlo, pero el EPP no hizo más que burlarse del dolor de los colonos.

Una de las familias más humilladas y pisoteadas por el EPP es sin duda la de los Fehr, que antes de conocer el terrible desenlace del colono, pasó por cuantiosas humillaciones bajo la promesa de liberación.

Desde el 8 de agosto del 2015, cuando criminales de la banda más asesina del país se llevaron a Abraham Fehr mientras él trabajaba en su estancia junto a sus hijos y algunos peones, comenzó un largo calvario cuyo desenlace fue el peor.

Los familiares nunca volvieron a ver a Abraham ni en fotografías, ya que los delincuentes no enviaron una sola prueba de vida, factor que siempre llamó la atención, sin embargo, sí solicitaron dinero y distribución de víveres a cambio de una liberación que nunca llegó.

El 18 de agosto del 2015, los padres de Abraham pagaron 500.000 dólares por el rescate sin intervención de las autoridades, que se mostraron sorprendidas al enterarse semanas más tarde.

En marzo del 2017, los familiares entregaron víveres a una comunidad indígena, tiempo en que según la autopsia, Abraham ya estaba muerto, pues los restos datan de dos años.

El 11 de diciembre es la fecha de cumpleaños de Abraham, y tanto en el 2015, como en el 2016 y el 2017 celebraron simbólicamente con una torta, guardando la ilusión de volver a verlo.

Durante todo este tiempo, los cuatro hijos de don Abraham preguntaron cuándo volverían a ver a su papá, y la respuesta llegó de la manera más cruel e inhumana ayer, con el panfleto que indicaba el lugar donde enterraron solamente los restos del colono y la posterior confirmación por parte de los familiares que lo reconocieron plenamente.

En 20 años el grupo armado creció notoriamente y mató de las maneras más crueles a más de 60 personas, incluyendo familiares suyos, policías, y trabajadores humildes. Desde entonces, a más de detenciones y algunas condenas a sus integrantes, no hubo un solo gobierno que haya logrado diezmarlos.

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy