Distopía femenina: La sociedad vestida en estereotipos

La paciencia de la mujer, su espera eterna por consagrarse como tal y cumplir con las expectativas de la sociedad machista y represiva, así como sus sueños y fuerza se confeccionan en Distopía Femenina, la puesta en escena que forma parte del Festival Petit Teatro.

El paso del tiempo y la era tecnológica permitieron avances en las esferas sociales y culturales, principalmente en los países de primer mundo, rompiendo con ciertos estereotipos que encasillan a la mujer como “objeto”, ya sea sexual, doméstico e incluso decorativo.

Sin embargo tanto los esfuerzos como los resultados no han sido suficientes para lograr una sociedad igualitaria donde el género femenino tenga al 100 % las mismas oportunidades que el masculino.

Dentro de los constantes intentos se encuentran las distintas realidades, las que encara cada mujer desde su lugar, contexto y vivencia. Estas realidades trazan sus metas y objetivos, pero es en el día a día donde está la verdadera lucha, no solo contra las etiquetas sino las internas, las que liberan contra ellas mismas.

Olga Vallejos, Deysi Dichirico y Tamara Celano protagonizan el espectáculo dirigido por Juan Carlos Moreno, con textos de Delia Bordón y Jessica Coronel, ganadoras de la segunda edición del Festival Petit Teatro, que tiene como fin dar espacio a nuevos dramaturgos.

Con toques de humor, la obra plantea una reflexión respecto a varios cuestionamientos sobre la mujer como imagen ante la sociedad, la cual se contrapone a su esencia verdadera, aquella que puede ser cubierta por un vestido o una sonrisa, o quizás manchada por la doble moral que con dureza impone lo “perfecto y correcto”.

Una buena iluminación resalta la escenografía que da vida a una casa que a la vez funge de taller de confección, con intensos azules y fucsias en los momentos clave en la puesta, respaldado por la música de Enrique Hellmers, quien recientemente lanzó su producción discográfica “Aguije”, grabada enteramente en su en el legendario Abbey Road Studios, en Londres.

Una modista de barrio solterona, su empleada doméstica y una cliente a punto de casarse, exponen sus miradas ante una sola situación pero desde sus perspectivas personales. Ese aspecto es resaltado con luz puntual sobre las actrices, mientras el tiempo en la historia se “congela” y ellas revelan parte de su intimidad.

Sin embargo esos momentos pueden ser aún más explotados con detalles y mayor crudeza en los relatos, ya que se trata de un punto neutro en la puesta donde las protagonistas desnudan su verdad.

Así también, es acertada la presencia de maniquíes en escena por su gran contenido simbólico, precisamente al representar irónicamente uno de los estereotipos que más persiguen al género femenino: el de el cuerpo perfecto. Este recurso también puede ser mejorado en cuanto a la ubicación, ya que al contar con un escenario bidireccional dificulta que todo el público aprecie a las tres actrices al mismo tiempo.

La actuación deslumbra en escena, marcando las diferencias entre personajes y reflejando espontaneidad, incluso en las salidas humorísticas.

En cuanto al libreto, expone con simplicidad los dramas femeninos, desde los más pequeños hasta los más grandes, aquellos que encaminan a esa distopía que para muchas está cerca, mientras para otras inició ya muchos atrás.

Petit Teatro es impulsado por la compañía teatral Ciudad Teatro y la Alianza Francesa, una gran iniciativa que además de buena es necesaria para el crecimiento del arte escénico en nuestro país.

“Distopía Femenina” sube a escena todos los domingos de setiembre en el Salón La Galería de la Alianza Francesa de Asunción (Mcal. Estigarribia 1039) en dos funciones, a las 19:00 y a las 20:00.

El costo de las entradas es de Gs. 30.000 y pueden ser adquiridas en puerta. Para informaciones está disponible el número 0972279455.

Anatomía: “Exorcismo” y reflexión desde el teatro experimental

Un “exorcismo” de emociones y fuertes cuestionamientos a los estereotipos sociales y culturales, es lo que propone “Anatomía”, obra de teatro experimental dirigida por Raquel Martínez, que finalizó temporada recientemente en Estero Bellaco.

Por Aizar Arar (@AizarArar)

“Cada cuerpo es distinto, bello y complejo en su diversidad genuina. Su esencia radica en su corporalidad, elaborada a base de experiencias de vida de cada persona. Alegrías, tristezas, miedos, amores y más. La pregunta es, ¿qué tipo de corporalidad construimos?”

Tras un fin de semana en noviembre del 2023 con seis funciones, como parte de la clausura de la Carrera III del Taller Integral de Actuación (TIA), Raquel Martínez, volvió con una segunda temporada acompañada de gran parte del elenco original, esta vez ya no como escuela, sino como obra profesional.

Inspirada en el emblemático cuadro de Rembrandt, “Lección de Anatomía”, la reconocida actriz, directora y docente, da vida a un espectáculo visceralmente desgarrador e intimista que desnuda verdades y realidades condenadas durante años por la sociedad conservadora a fin de preservar “la moral”.

Raquel da una vez más rienda suelta a su rico bagaje artístico caracterizado principalmente por la fusión de la poesía con el cuerpo, para contar no una, sino varias historias ocultas dentro de cada individuo, ayer, hoy y siempre. Historias que tienen que ver con lo interno, con íntimo, con lo humano.

A través de movimientos en distintas calidades y niveles, relatos simples pero con fuertes mensajes acerca del autodescubrimiento, el despertar sexual, las relaciones y el amor de pareja, los actores y las actrices en escena conducen al público a una “lección de anatomía” en la que el arte es la premisa.

Con mucha creatividad y dinamismo, paseando por un carrusel de emociones, desde la tensión, la algarabía y la melancolía, la puesta se mantiene fiel a su espíritu transgresor, rompiendo tabúes sobre el aborto, la masculinidad y la sexualidad, instando a la reflexión acerca del “contexto acartonado” en el que vivimos a pesar del evolutivo paso del tiempo.

Otro de los elementos fundamentales en cada trabajo de Martínez y que no es excepción en esta ocasión es la ausencia de una sala convencional de teatro, ya que la protagonista de la exitosa “Damiana” busca siempre habitar espacios no habituales para hacerlos escenarios de imponentes espectáculos que resaltan por su belleza arquitectónica y en la mayoría de las veces, por su soledad.

Para “Anatomía”, la artista eligió el espacio cultural Estero Bellaco, ubicado en el Centro Histórico de Asunción, una antigua fábrica textil, cuyas maquinarias entre otros objetos de época permanecen en el recinto, alimentando la obra con belleza, nostalgia y misterio.

Son necesarias muchas más “lecciones de anatomía”, a través del arte, cualquiera sea su forma y disciplina, ya que solo ella permite inspección pura, real y bella de la vida y sus distintos colores. Parar, pensar, explorar, soltar, abrazar y volver a empezar las veces que sean, para encontrar un equilibrio y llegar a la plenitud personal.

Leé también: El director Yorgos Lanthimos “es mi musa” y no al revés, dice Emma Stone


“La Habitación Blanca” en Sala La Correa

La obra teatral “La Habitación Blanca” vuelve a escena con funciones sábado y domingo en Sala La Correa (Gral. Díaz c/ Hernandarias), a las 20:30. Las entradas anticipadas tienen un costo de 50.000 Gs.

Se trata de la exitosa obra escrita por el dramaturgo español Josep Maria Miró, en esta ocasión, dirigida por Agustín Núñez, que en el 2023 se estrenó en el Centro Cultural de España Juan de Salazar, como parte del festival del Mes de Teatro Hispano - Paraguayo.

La historia presenta el reencuentro de Carlos, Lía y Manuel con la señorita Meche, su maestra de la infancia. A medida que los recuerdos afloran, se enfrentan a las complejidades de sus vidas adultas, abriendo interrogantes y reviviendo antiguas heridas. Nadie, ni siquiera la querida maestra, puede escapar al impacto de este encuentro con el pasado.

“La Habitación Blanca” propone un viaje emocional hacia los paisajes íntimos de la niñez, explorando los sueños y aspiraciones de la infancia contrastados con la realidad de la vida adulta. “Es un relato que habla de la inevitabilidad del crecimiento, los sacrificios realizados y los recuerdos que se entierran en el camino”, mencionan desde la producción.

Integran el elenco Natalia Cálcena, Diego Mongelós, Mario González Martí y Techi Pereira. Agustín Núñez es además responsable de la escenografía y Martín Pizzichini se encarga de la iluminación.

El vestuario es de Víctor Flores y Natalia Cálcena. Las entradas anticipadas pueden ser adquiridas a través del WhatsApp contactando al (0974)867549. También estarán disponibles en la entrada de la sala a un costo de Gs. 60.000.

Te puede interesar: Unas “Reinas” suben a escena en Casa Mayor


Unas “Reinas” suben a escena en Casa Mayor

La obra teatral “Reinas” sube a escena este sábado 18 y domingo 19 mayo, a las 20:30, en Espacio Casa Mayor (Malutin casi Guido Spano). La misma aborda la realidad de un grupo de señoras de la tercera edad a través del humor.

De la mano de la compañía Equipo Teatro, la puesta se centra en seis señoras, (en realidad cinco), que viven en una residencia para adultos.

“Las historias de sus andanzas juveniles y la problemática de la edad adulta, encarada con una chispa divertida que roza el humor negro, crearán situaciones desopilantes a lo largo del espectáculo”, menciona la trama.

La obra, según la producción, no se queda en solo en la comedia, “sino en vivencias absolutamente cotidianas de la tercera edad y sus aristas más divertidas e hilarantes en un show imperdible”.

Con libreto y dirección de Patricia Reyna, actúan Javier Lacognata, Derlis Esquivel, Ronald Maluf, Hugo Matto y Juan Carlos Cañete.

Las entradas tienen un costo de 60.000 Gs., y pueden ser adquiridas en boletería y de manera anticipada contactando al (0991)322 213.

Leé también: